Inmigración es clave en Carolina del Sur

El rechazo a la inmigración ilegal en Estados Unidos se vislumbra como un tema candente en las primarias republicanas del 21 de enero.
Inmigración es clave en Carolina del Sur
Mitt Romney firma autógrafos a su llegada a Carolina del Sur, acompañado (atras) del tesorero del estado, Curtis M. Loftis Jr.
Foto: AP

Rock Hill/EFE – El rechazo a la inmigración ilegal en Estados Unidos se vislumbra como un tema candente en las primarias republicanas del 21 de enero en Carolina del Sur, donde quienes buscan convertirse en el candidato presidencial del partido para los comicios de noviembre están concentrando ya sus esfuerzos.

En los últimos 30 años, quien gana en Carolina del Sur ha sido, al final del proceso, el nominado de los republicanos para los comicios presidenciales, por ello los aspirantes del partido no han perdido el tiempo y han comenzado a usar uno de los temas que centra la atención de ese tradicionalista estado, la migración, para conseguir votos.

Precisamente, Carolina del Sur aprobó la ley SB20, considerada una de las normativas antiinmigrantes más severas del país y ante la cual el Gobierno y organizaciones de derechos civiles interpusieron una acción legal al considerarla “inconstitucional”.

Al referirse al tema, el aspirante a candidato presidencial republicano, el gobernador de Texas, Rick Perry, aseguró esta semana, en la ciudad de Greenville, que existe un “estado de guerra” entre Carolina del Sur y el Gobierno federal por la ley de inmigración SB20.

Mientras el expresidente de la Cámara de Representantes Newt Gingrich, otro de los aspirantes, aseguró el miércoles en una asamblea comunitaria en Rock Hill (Carolina del Sur) que “el primer día que sea presidente” ordenará “al Departamento de Justicia que retire la demanda contra Carolina del Sur y otros estados con relación al tema de la inmigración”.

Y es que, aunque lo que usualmente importaba a los votantes surcarolinos eran temas como la religión, el aborto y la defensa del derecho a llevar armas, ahora, con el alto índice de desempleo y cifras económicas negativas, es más preocupante para muchos conseguir empleo y, especialmente, evitar que los ‘ilegales’ se los quiten.

Según estadísticas del censo de 2010, la población hispana en Carolina del Sur aumentó la última década un 148 %, lo que convierte al estado en el de mayor crecimiento de esta comunidad, que llegó a 235,893 personas, es decir, al 5.1 % del total de sus habitantes.

De esa cifra, el Centro Hispano Pew estima que 55,000 son indocumentados, la mayoría de origen mexicano, que trabajan en la industria de la construcción, servicios y agricultura.

Mitt Romney, exgobernador de Massachusetts y que lidera la contienda republicana con el 23% de apoyo, seguido muy de cerca por Gingrich, con el 21%, se enfrenta al reto de convencer a este electorado sureño de que él es lo suficientemente “conservador”.