Mantenga el orden en casa

la estufa es la que más se ensucia, así que aunque tarde un poquito más, luego de limpiarla con un papel para quitar la grasaAsaAsAsAs
Mantenga el orden en casa
Limpie la estufa a diario para evitar que la grasa se acumule.
Foto: Thinkstock

los angeles – Ordenar la casa resulta una tarea titánica para muchas personas. Por eso se ha convertido en una de las resoluciones más incluidas en la lista del año nuevo.

Sin embargo, como muchas otras, esta meta también se queda a veces en una mera intención, sobre todo si se tiene más de dos niños o los hábitos del orden se dejan para otro día.

Las resoluciones son difíciles de cumplir porque implican un sacrificio y cada año son casi siempre las mismas en la lista, como las dietas o el hacer ejercicio, porque implican fomentar una rutina que no se tiene.

Maribel González, diseñadora de interiores, dice que mantener el orden en casa “pueden ser tan fácil como complicado. El secreto está en la constancia”.

Cada persona, dice la diseñadora, tiene sus propios métodos de limpieza y orden en el hogar, pero aún así hay a quienes no les funciona.

“Me dicen: ‘por más que limpio no termino, mi casa no se ve ordenada”, explica. “Pero la limpieza no siempre tiene que ver con el orden: puede estar muy limpio pero desordenado”.

Las tareas de limpieza en casa son interminables. Aún cuando reciba poca o mucha ayuda de su pareja, la mujer es quien realiza la mayor parte.

Por lo regular, las personas acostumbran a dejar los días de “descanso” para trabajar en casa. Pero con esos días libres se quiere hacer todo: limpiar, lavar, llevar a los niños a deporte o de paseo y, si le queda una hora, descansar.

La mejor manera de no cansarse tanto y disfrutar más de su tiempo libre, es crear una metodología de limpieza y no hacerlo sola. Si hay más miembros de la familia, inclúyalos en esta acción.

“Lo mejor es que durante la semana, se haga una tarea diaria además de lavar los platos”, explica.

Las áreas de las casa que requieren constante limpieza son la cocina, el baño y el área donde está el televisor.

En las recámaras es mucho más fácil mantener el control, cuando los pequeños no pasan el mayor tiempo ahí, de lo contrario entra a la lista.

Algunos de estos consejos quizás le faciliten limpiar con mayor efectividad. Destine un día para cada actividad.

Los baños: esta es una de las tareas que menos agrada hacer. En menos de cinco minutos, cada tercer día, puede pasarle el cepillo al inodoro, ponerle un chorro de cloro y limpiarlo por fuera con una toalla desinfectante.

Con la tina del baño puede hacer lo mismo, cada vez termine de usarla, pásele una toalla húmeda con cloro a los alrededores.

Si los químicos no son lo suyo, use una receta casera conocida, como una solución de agua y vinagre blanco.

La cocina: el revestimiento más común en la cocina son las baldosas. Lo mejor para mantener el brillo y que no se tornen opacas es aplicarles espuma en aerosol, luego de la limpieza corriente con agua y detergente.

Los armarios los limpiamos por encima regularmente, pero cuando no llegan totalmente al techo, limpiarlos por encima es una pesadilla. Así que no es mala idea que, por lo menos dos veces al mes, le pase el trapito por encima. Lo mismo al refrigerador.

Obviamente, la estufa es la que más se ensucia, así que aunque tarde un poquito más, luego de limpiarla con un papel para quitar la grasa, déle una tallada.

Para evitar que la esponja de lavar platos huela mal, cada vez que termine de usarla es necesario enjuagarla varias veces. Si la deja en un recipiente con agua y jabón, se puede colocar unas gotas de zumo de limón para evitar que se formen hongos (manchas negras o amarillas) en el recipiente. Pero cuando la esponja se deja en agua, su duración es menor.

Si los recipientes de plástico para guardar comida han quedado con marcas de salsa, se les puede verter agua con un poco de cloro y dejar esta mezcla de un día para otro. Luego hay que lavarlos con abundante agua para eliminar los residuos de cloro. El carbonato es otra opción siguiendo el mismo procedimiento.

Las habitaciones: lo principal es que, en cuanto se levante, ordene la cama.

Las cajas o cualquier otro recipiente, son de mucha utilidad cuando se quiere comenzar a poner orden. Asigne cada una para tal o cual cosa, e identifíquelas para que sea fácil ubicar lo que busca..

González recomienda que comience por las tareas más fáciles y poco a poco vaya agregando otras.

“Si comienza con una y va agregando otra por semana, le será más fácil cumplir con esa resolución”, agregó la experta.

Así que no deje que el cansancio del día la desanime. Establezca un plan, compre los productos necesarios y haga que su casa luzca como una tazita de plata durante el 2012.