Protestan por ‘comentarios despectivos’ de ABC

Funcionarios y activistas exigieron una disculpa pública
Protestan por ‘comentarios despectivos’ de ABC
Los manifestantes dijeron ayer que el programa 'Work it' fomenta la degradación de la comunidad puertorriqueña. 'Queremos una disculpa y la queremos ahora', dijo uno de ellos.
Foto: ZAIRA CORTES / EDLP

NUEVA YORK – Para el puertorriqueño Antoni Jiménez, 30, ser boricua y narcotraficante no son sinónimos, ni mucho menos una frase cómica. Evidentemente indignado, el hombre se unió a decenas de manifestantes para exigir a la cadena ABC más respeto para sus televidentes.

En una protesta la tarde de ayer frente a los estudios de la televisora, funcionarios y activistas exigieron una disculpa pública, luego de que en la serie “Work it”, el actor Amaury Nolasco dijera en uno de sus diálogos: “soy puertorriqueño, debo ser bueno vendiendo drogas”, al interpretar a un travesti.

El veterano Arvilio Villanueva, de 75 años, dijo que el programa debe salir del aire, pues fomenta la degradación de su comunidad. “No es gracioso, es ofensivo. No somos televidentes tontos y mediocres, queremos una disculpa y la queremos ahora”, dijo.

Villanueva, sosteniendo una pancarta en la se podía leer “soy boricua, no un vendedor de drogas”, calificó la serie como “una basura” arrojada contra la comunidad latina. “De muy joven, me enfrenté a letreros en tiendas que decían ‘no se admiten perros, ni puertorriqueños’. Es una vergüenza que estemos regresando a esa época de discriminación”, apuntó.

Los concejales Ydanis Rodríguez y Melissa Mark-Viverito se unieron al grito de “no somos narcotraficantes”.

Otros funcionarios de origen puertorriqueño también expresaron su indignación hacia la serie.

La congresista Nydia Velázquez pidió una disculpa a ABC por medio de un comunicado. La funcionaria dijo que hasta ahora no hay respuesta. “No es un ataque al artista (Amaury Nolasco), sino un llamado a la producción. Es responsabilidad de la televisora tener sensibilidad hacia su audiencia”, dijo la funcionaria en entrevista telefónica. Velázquez apuntó que la serie es culpable de fomentar una imagen negativa de la comunidad puertorriqueña.

El travesti Pedro Quintero, 32, expresó “somos humillados en la vida real y en la televisión. Como puertorriqueño, me siento doblemente ofendido”.