Ali festeja como un niño

Ali festeja como un niño
Muhammad Ali pose con su esposa Lonnie, en noviembre del 2005, año en que abrió el Centro Muhammad Ali, en Louisville, Kentucky.
Foto: AP archivo / Garry Jones

LOUISVILLE, Kentucky/AP – Muhammad Ali cumple 70 años, pero su esposa Lonnie asegura que sigue siendo “un niño grande” al que le encantan las fiestas de cumpleaños.

El tres veces campeón mundial del peso pesado festejará su aniversario el martes, pero las celebraciones comienzan antes en su ciudad natal, Louisville, donde sus amigos asisten hoy sábado a una gran fiesta privada en el Centro Muhammad Ali.

“A Muhammad le gustan los festejos que lo involucran y que se enfocan en él”, dijo su esposa Lonnie Ali a la prensa ayer viernes antes de dar un discurso en el Centro Ali. “En eso sigue siendo un niño grande, le encantan los cumpleaños”, agregó.

Esta será la primera de cinco fiestas para Ali en los próximos meses, indicó su esposa, ya que también habrá celebraciones en Las Vegas, California y Arizona.

“Así se celebran los 70”, afirmó.

Amigos cercanos y personas que fueron parte de la vida del boxeador asistirán a la fiesta de hoy sábado, incluido su famoso entrenador Angelo Dundee. Con entradas a 1.000 dólares cada una, la fiesta además servirá para recolectar fondos para el centro cultural y educativo que también incluye un museo sobre la carrera de Ali como boxeador y activista de causas sociales y humanitarias.

“Las lecciones que este hombre sabe… son las cosas que intentamos pasar a las generaciones futuras, para animarlas a ser grandes y buscar la grandeza dentro suyo, como lo hizo Muhammad cuando era joven, aquí en Louisville”, manifestó Lonnie Ali.

Nacido con el nombre de Cassius Marcellus Clay Jr. el 17 de enero de 1942, creció en un barrio del oeste de Louisville, de mayoría afroamericana, comenzó a boxear a los 12 años, se convirtió en uno de los mejores púgiles aficionados y ganó el oro olímpico.

Bautista de nacimiento, Ali se convirtió al Islam y se cambió de nombre tras vencer a Sonny Liston en 1964 para ganar su primera corona del peso pesado. Aunque se mudó a Miami en esa época, mantuvo sus lazos con Louisville, donde aún tiene una casa, al igual que en Michigan y Arizona.

En 1967, las autoridades le quitaron su título por negarse a unirse al ejército durante la guerra de Vietnam debido a sus creencias religiosas.

“Ante la adversidad, este hombre simplemente persevera”, manifestó su esposa.

Afectado por el mal de Parkinson, Ali permanece en general fuera de la escena pública.