Parientes lloran a dominicano atropellado en Brooklyn

Más de 200 personas se congregaron ayer en una funeraria en Williamsburg para velar al dominicano Leopoldo Hernández

Parientes lloran a dominicano atropellado en Brooklyn
Eduardo Fernández, tío de la víctima.
Foto: ANNIE CORREAL / EDLP

BROOKLYN – Más de 200 personas se congregaron ayer en una funeraria en Williamsburg para velar al dominicano Leopoldo Hernández, quien murió atropellado la semana pasada en este vecindario.

Hernández, de 57, estaba cruzando la calle Borinquen cerca del Puente de Williamsburg, en la madrugada del miércoles cuando fue arrollado por un auto y luego pisado por otro auto. El dominicano iba camino a su trabajo en Long Island, donde trabajaba en el mantenimiento de un edificio. El velatorio en la Funeraria Ortiz, en la calle Havemayer y Sur 4, comenzó ayer.

“Ese muchacho murió en camino al trabajo que es el camino que le toca a uno cuando viene a este país”, observó Félix Tavárez, amigo de la familia, en las afueras de la funeraria.

De hecho, no había espacio para todas las personas que llegaron a la funeraria. El ataúd del inmigrante estaba rodeado de flores y amigos habían colocado afiches con mensajes en las paredes. En una esquina, un televisor mostraba una serie de fotos de Hernández en varias etapas de su vida – con su esposa María Batista y su hijo, Rainell, de 15.

Los familiares cercanos de Hernández no quisieron formular declaraciones. Sin embargo, otros familiares ofrecieron elogios al hombre que vivió a una cuadra de la funeraria. “Fue una excelencia de hombre. Fue muy trabajador, muy serio”, aseguró Eduardo Fernández, el tío de la esposa. “Lo que más le gustaba hacer era llevar al hijo a ver juegos [de béisbol]”, dijo José Rodríguez, quien se identificó como un cuñado.

Los conductores que arrollaron al dominicano permanecieron en el lugar de los hechos y no hubo ningún arresto en conexión con el incidente.

El velatorio continuará hasta mañana, cuando los restos serán enterrados en un cementerio local, según informó la familia.