Reacciones dispares en Colombia a oferta de Chávez sobre las FARC

Bogotá/EFE – La sociedad colombiana acogió con reacciones dispares las declaraciones del presidente venezolano, Hugo Chávez, del pasado viernes, en las que se mostró dispuesto a participar como mediador en un eventual proceso negociado de paz en el país andino.

Aunque el Gobierno colombiano no ha hecho ninguna apreciación pública a dicha oferta, los diferentes sectores de opinión colombianos manifestaron su postura frente a la posibilidad de que Chávez jugara un papel de intermediario.

El director de la Fundación Seguridad y Democracia, Alfredo Rangel, opinó en declaraciones a Efe que aceptar la sugerencia de Chávez es “inadmisible para el Gobierno colombiano por esa cercanía que tienen algunos de sus colaboradores más cercanos a las FARC”.

El analista aludió así a la supuesta relación de amistad entre el jefe máximo de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia, alias “Timochenko”, con el recién nombrado ministro de Defensa de Venezuela, el general Henry Rangel Silva, vinculación que precisamente reveló la revista colombiana Semana.

“Los mensajes de Chávez son absolutamente contradictorios, de una parte nombra a Rangel Silva, quien es amigo y confidente de los principales dirigentes de la guerrilla de las FARC y al tiempo expresa intenciones de participar en el proceso de paz en Colombia”, consideró.

.

Por su parte, el expresidente colombiano Andrés Pastrana (1998-2002), quien durante su Gobierno hizo un intento fallido de diálogo con las FARC, coincidió con Rangel al considerar en una entrevista publicada en el diario El Tiempo que la guerrilla tiene “la llave de la paz”.

Sin embargo, admitió que “Chávez puede jugar un papel importante, como otros presidentes de la región y del mundo” y recordó que cuando en su gestión tuvo “negociaciones con los ‘elenos’ (miembros del Ejército de Liberación Nacional, ELN) y las FARC en Venezuela, Chávez siempre ayudó”.

El exmandatario recomendó al Gobierno del presidente Juan Manuel Santos iniciar los contactos con la guerrilla fuera de Colombia y en secreto.

“Si estuviera en el lugar del presidente Santos, lo que haría sería que las primeras conversaciones fueran absolutamente secretas y sólo cuando se llegara a un punto importante, de verdaderos hechos de paz, sacaría el asunto a la luz pública”, aconsejó Pastrana.

Rangel recordó que Santos ha enfatizado que la paz en Colombia se va a resolver por colombianos y “cuando sea imprescindible la colaboración de terceros países, lo dará a conocer”.

Chávez no desoyó esas declaraciones, pues este viernes aseguró- “Yo no me quiero meter en las cosas internas de Colombia”.