Empresa naviera admite error del capitán en el naufragio

Empresa naviera admite error del capitán en el naufragio
El presidente y consejero delegado de la compañía naviera Costa Crociere, Pier Luigi Foschi (izq), y el director general de la compañía, Gianni Onorato, dan una rueda de prensa sobre el naufragio en Génova (Italia).
Foto: Luca Zennaro / EFE

Roma/EFE – El presidente y consejero delegado de la compañía naviera Costa Crociere, Pier Luigi Foschi, admitió ayer que el naufragio del crucero Costa Concordia se debió a un “error humano” del capitán, el comandante Francesco Schettino, actualmente detenido, “quien no respetó el reglamento”.

Foschi, en una rueda de prensa televisada en Génova, donde tiene su sede la naviera, agregó que “darán asistencia legal al comandante”, pero reiteró que no pueden negar “que se trató de un error humano”.

“Estamos ante una tragedia de proporciones importantes”, dijo el consejero delegado de Costa Crociere sobre el naufragio del pasado viernes frente a las costas de la isla italiana del Giglio, en el mar Tirreno, y en el que han fallecido hasta el momento seis personas y 16 están desaparecidas.

De otro lado, gran parte de los latinoamericanos que viajaban a bordo del crucero que naufragó el viernes frente a la costa italiana inició el retorno a sus países de origen tras sobrevivir al accidente que deja 6 muertos, uno de ellos peruano, y 16 desaparecidos, entre ellas una mujer también peruana.

En el “Costa Concordia”, viajaban 4.229 personas, de ellas 3.209 pasajeros de 62 países, la mayoría italianos, franceses y alemanes y cerca de un centenar de latinoamericanos, que denunciaron negligencia en las labores de rescate.

Ayer, el equipo de búsqueda confirmó que hasta ahora hay seis muertos, entre ellos un español, un italiano, dos franceses, y el peruano Tomás Costilla, de 50 años.

Quedan por localizar 10 pasajeros y 6 miembros de la tripulación, entre estos la también peruana Erika Soria, de 26 años, camarera de bar en el crucero y que fue vista por última vez en una lancha de rescate que al parecer volcó por exceso de pasajeros.