Venezuela llama a equipo consular

Venezuela llama a equipo consular
El presidente de Venezuela, Hugo Chávez, cuando el viernes ante el Parlamento anunciaba el cierre del consuado en Miami.
Foto: DAVID FERNÁNDEZ / EFE

Caracas/EFE – El Gobierno de Venezuela denunció ayer amenazas contra el personal de su Consulado en Miami (EE.UU.) después de que la semana pasada anunciara su cierre y anunció la repatriación de todos los funcionarios.

Una vez “constatado con extrema preocupación el incremento de las amenazas que pesan sobre el personal consular venezolano”, el Gobierno del presidente Hugo Chávez decidió el cierre y el traslado de los servicios consulares a otras circunscripciones, dijo el Ministerio de Exteriores en un comunicado.

Chávez anunció el cierre administrativo de esa oficina diplomática el pasado sábado, en una decisión que siguió a la adoptada por el Gobierno de Barack Obama que a principios de este mes declaró persona non grata a la titular de ese consulado, Livia Acosta Noguera.

Washington actuó en base a “acusaciones sin fundamento propagadas irresponsablemente por una cadena de televisión más conocida por sus novelas que por su seriedad periodística”, subrayó el comunicado venezolano en alusión a Univisión.

Tras señalar que esta medida que califica de “injusta, preocupante e inmoral” pone “en evidencia la sumisión de la agenda de Washington a la de los sectores políticos extremistas y violentos que anidan en el estado de Florida”, el comunicado venezolano denuncia una oleada de amenazas contra los funcionarios del Consulado en Miami.

“Desde la difusión de esas infames especulaciones, el personal diplomático y consular venezolano ha sido objeto de amenazas e intimidaciones que, a la luz de la naturaleza criminal y terrorista de los individuos y organizaciones a los cuales el gobierno de los Estados Unidos otorga protección en el estado de Florida, les hacen correr un peligro real, grave e inminente”, sostiene el comunicado.

En consecuencia, y “con el fin de preservar su integridad física y moral”, el Gobierno de Chávez “ha decidido regresar a Caracas al personal consular” y a la par “iniciar una evaluación integral de las condiciones de funcionamiento y seguridad” de ese consulado.

En virtud de ello, remata el comunicado, ese despacho consular “se verá impedido, hasta nuevo aviso, de cumplir con sus actividades normales y de brindar sus servicios habituales”.

De su lado, la oposición venezolana dijo ayer que 200,000 nacionales residentes en Miami y zonas vecinas serán perjudicados con el cierre del consulado de Venezuela en esa ciudad estadounidense anunciado por el presidente Hugo Chávez.

“Cerrar la oficina consular es no pensar en los venezolanos” que suman unos 200.000 entre “residentes legales e ilegales” en esa zona de Estados Unidos, declaró Ramón Aveledo, secretario ejecutivo de la Mesa de la Unidad Democrática (MUD), la alianza que aglutina a los partidos que rechazan la gestión de Chávez.