Admite ataque en el subway

NEW YORK/AP – Un hombre que ya había reconocido la muerte de cuatro personas en una serie de apuñalamientos, robos de vehículos y otros delitos admitió haber atacado a un pasajero de metro al final de su ola de violencia en Nueva York.

Maksim Gelman se declaró culpable ayer de intento de asesinato en Manhattan. Se espera cumpla una condena de 25 años, para ser servido, después de por el asesinato en Brooklyn.

¡”Vas a morir!”, gritó Gelman durante su ataque repentino contra Joseph Lozito en un tren el pasado 12 de febrero, al final de sus 28 horas de alboroto en toda la ciudad, de acuerdo con una denuncia judicial. Lozito sufrió heridas en la cabeza y el brazo que requieron docenas de grapas y suturas.

La policía estaba tras la pista de Gelman, al reconocerlo por fotografías de los periódicos. Los agentes lo detuvieron poco después de su ataque a Lozito.

La captura puso fin a una masacre que comenzó el día anterior con una discusión familiar.