Aspirantes del PAN debaten

Están convencidos de que ganarán la Presidencia de México
Aspirantes del PAN debaten
Los exministros Josefina Vázquez Mota, Santiago Creel y Ernesto Cordero fueron críticos del PRI
Foto: EFE

MÉXICO D.F. (EFE).- Los tres aspirantes a la candidatura presidencial del gobernante Partido Acción Nacional (PAN) celebraron ayer un debate público dirigido a sus militantes, en el que dijeron estar convencidos de que ganarán un tercer mandato en los comicios del 1 de julio en México.

Los exministros Josefina Vázquez Mota, Santiago Creel y Ernesto Cordero se mostraron muy críticos con el posible retorno al poder del Partido Revolucionario Institucional (PRI), al que asociaron con el autoritarismo y la corrupción, y el izquierdista Partido de la Revolución Democrática (PRD), al que vincularon con el populismo.

Las ideas de los tres pudieron ser contrastadas en un debate de guante blanco, con pocas críticas intestinas, pero con diferencias de parecer, que fue transmitido en vivo por un canal de televisión y a través de la página electrónica del PAN.

Vázquez Mota esgrimió los sondeos que la ubican como favorita rumbo a las primarias del PAN para mostrarse convencida de que será la elegida por la militancia para luchar por el triunfo.

“Vamos muy bien, estoy arriba en las encuestas y tengo la seguridad del triunfo”, dijo la también exdiputada, quien subrayó que en el debate no estaban “los verdaderos adversarios”, los ya virtuales candidatos del PRI, Enrique Peña Nieto, y del PRD, Andrés Manuel López Obrador.

Vázquez Mota explotó además su condición de mujer, y les prometió que las apoyará para facilitar su inserción laboral y para que no sean discriminadas.

Por su parte, Creel enarboló la bandera de la experiencia como secretario de Gobernación (Interior) con el presidente Vicente Fox (2000-2006) y dijo que México no se podía permitir “que regrese el viejo sistema”, una mención directa al PRI, que gobernó ininterrumpidamente el país de 1929 a 2000.

Señaló, como Vázquez Mota, que el asunto más urgente y prioritario para el futuro presidente será “enfrentar la crisis de la violencia”, que ha dejado 47.515 muertos desde el 1 de diciembre de 2006 hasta el 30 de septiembre de 2011, según datos de la Fiscalía mexicana.

Creel propuso crear una “secretaría (ministerio) del Interior” para hacer más eficaz el combate a la delincuencia, y lanzar una agencia “anticrimen organizado” que se haga responsable de enfrentar a los carteles de manera directa.

Ernesto Cordero insistió en que es el más preparado en términos de capacidad para una conducción de la economía en México, un área que considera clave para combatir la pobreza, mejorar el patrimonio de los ciudadanos, y darles tranquilidad en los tiempos inestables que se avecina en ese área.

El PAN es el único partido que aún no ha definido a su candidato presidencial, que saldrá de una elección interna entre sus militantes prevista para el 5 de febrero.

Planteó la necesidad de impulsar “un mercado interno fuerte” en el país y reforzar las políticas de apoyo al campo para hacerlo más competitivo y capaz de incrementar la seguridad alimentaria en México.

Cordero prometió “consolidar lo que hicieron” en sus mandatos Fox y el actual gobernante, Felipe Calderón.