CR7 y el embrujo del Barcelona

El astro portugués quiere dejar atrás su mal desempeño ante el conjunto catalán
CR7 y el embrujo del Barcelona
José Mourinho (izq.), entrenador del Real Madrid, y Cristiano Ronaldo conversan durante el entrenamiento de ayer en Valdebebas.
Foto: EFE

MADRID, España (AP/EFE).- Si el Real Madrid quiere romper su mala racha ante el Barcelona necesita, más que nunca, que Cristiano Ronaldo se enchufe con el gol.

Los dos acérrimos rivales del futbol español pondrán en marcha mañana su eliminatoria de cuartos de final de la Copa del Rey con el duelo en el Estadio Santiago Bernabéu.

Cristiano apenas ha marcado dos veces en los 13 partidos que ha disputado contra el Barcelona, aunque el último tiene bastante valor.

Lo hizo en abril del año pasado, cuando el Madrid se impuso en la final.

Ésa es la única victoria del conjunto blanco en los últimos 12 enfrentamientos contra el club catalán.

“La pasada temporada logré muchos objetivos, pero repetirlo no será fácil. Alcanzar metas a nivel personal es distinto a lograrlo con un equipo. Ganar la Liga sería más especial. La última temporada puede que haya jugado mejor que nunca y me hace feliz, pero con gusto habría marcado 10 goles menos con tal de ganar la Liga u otras competiciones de más envergadura”, declaró a la revista DT.

“Si me prometieras eso”, añadió, “ahora mismo firmo donde haga falta. Si no, tendré que continuar marcando todos los goles que me sea posible, esperando que nos ayuden a ganar más trofeos”.

Y es que el atacante portugués no atraviesa por su mejor momento y ha tenido que tolerar críticas sobre su pálido desempeño en el clásico que el Madrid perdió de local 3-1 el mes pasado.

Se perdió un par de goles cantados en ese duelo y apenas lleva un tanto en 2012.

Aunque se mantiene en la cima de la tabla de cañoneros de la Liga Española con 21 conquistas, se hizo evidente la frustración de Cristiano durante el curso del choque del sábado pasado en el que el Madrid venció 2-1 al Mallorca para mantenerse en la cima con cinco puntos de diferencia sobre el Barcelona.

Lionel Messi es la otra cara de la moneda. Flamante Balón de Oro, el delantero argentino no para de meter goles, dos más en el triunfo 4-2 ante el Betis el domingo, con lo que dejó en 33 su cuenta de la temporada, seis más que Cristiano.

El técnico del Madrid, José Mourinho, acusa algunas dificultades para armar su once titular debido a la lesión del volante Sami Khedira y la suspensión que el defensa Alvaro Arbeloa deberá purgar.

El delantero argentino Ángel Di María volvió a entrenarse ayer debido a una lesión, pero el zaguero Pepe no pudo hacerlo.

Barcelona echará de menos a los delanteros David Villa y Pedro Rodríguez, por lesiones, y al mediocampista Seydou Keita, convocado por Malí para la Copa de Africa.

Los campeones de España y Europa tratarán de prolongar su hegemonía sobre el Madrid en el Bernabéu, donde no han perdido en sus últimas seis presentaciones.

“Sabemos el rival que nos enfrentamos, intentaremos hacer el partido más completo posible”, declaró el técnico azulgrana Pep Guardiola.

El ganador del cruce se las verá en las semifinales con Valencia o Levante, que se medirán el jueves en el Estadio Mestalla.

Mirandés, el único club que no pertenece a la Primera División que sigue en carrera, visitará hoy al Espanyol.

El Athletic de Bilbao del técnico argentino Marcelo Bielsa, recibirá al Mallorca en el otro duelo.

Los partidos de vuelta se jugarán la semana entrante.

Mientras, los reflectores apuntan hacia CR7 en un escenario inmejorable. Es la historia de una ansiedad. Una nueva oportunidad de darla por finalizada y asestar un golpe psicológico a su gran rival y “coco”: el Barcelona.