Cuomo propone su presupuesto

El nuevo presupuesto del estado presentado ayer por el Gobernador Andrew Cuomo, que asciende a $132.5 mil millones, no contempla un alza en los impuestos y provee un incremento de más de $800 millones para la educación y el programa de Medicaid.
Cuomo propone su presupuesto
El Gobernador Andrew Cuomo presentó ayer su presupuesto para el próximo año fiscal con incrementos en los fondos para la educación y el Medicaid.
Foto: AP / Mike Groll

ALBANY, N.Y. – El nuevo presupuesto del estado presentado ayer por el Gobernador Andrew Cuomo, que asciende a $132.5 mil millones, no contempla un alza en los impuestos y provee un incremento de más de $800 millones para la educación y el programa de Medicaid.

“Es un presupuesto disciplinado y honesto”, manifestó el gobernador Cuomo sobre su propuesta para el presupuesto del año fiscal 2012-2013, anunciada ayer en la capital del estado.

Cuomo resaltó en su discurso que los sacrificios del año fiscal anterior han resultado en una presupuesto más estable, y que los impuestos a la clase media están en su punto más bajo en más de 50 años.

El presupuesto está construido alrededor de los casi $2 mil millones en ingresos del “impuesto de millonarios” que Cuomo impuso a los que más ganan en el estado. Esto permite un alza de 4% – o $805 millones – en fondos destinados para la educación y programas de Medicaid. Además, ayuda a cubrir un déficit de $2 mil millones.

Sin embargo, el gobernador anunció que para distribuir el 4% en fondos para la educación, los distritos escolares tendrán que implementar un nuevo sistema para evaluar a los maestros (que partirá de los resultados en los exámenes estatales de los alumnos).

Además, el gobernador anunció una reforma al sistema de pensiones.

Los nuevos funcionarios públicos no tendrán los mismos beneficios que los que están empleados actualmente. Estos podrán optar para inscribirse en un sistema parecido al 401k por medio del cual podrán acceder a sus contribuciones cuando quieran.

El Alcalde Michael Bloomberg apoyó la propuesta de presupuesto de Cuomo.

En particular, el alcalde aplaudió el esfuerzo del gobernador de reformar el sistema de pensiones.

“Los que pagamos impuestos continuaremos a pagar más y más en el costo de pensiones, dejando menos y menos para la educación pública, la seguridad pública, nuevos empleos, viviendas asequibles y otros servicios críticos”, dijo Bloomberg en un comunicado.

Bloomberg también felicitó a Cuomo por llevar a cabo reformas al sistema de justicia juvenil – cerrando centros de detención en el norte del estado y transfiriendo a estos adolescentes a centros en la ciudad.

El defensor público Bill de Blasio dijo que el presupuesto, “hace inversiones que crearán miles de empleos a la clase media, particularmente en los condados fuera de Manhattan, donde tanto se necesitan” – posiblemente aludiendo a un nuevo proyecto para construir el más grande centro de convenciones de la nación en el hipódromo Aqueduct en Queens.

En su discurso, el gobernador subrayó la importancia de hacer alianzas con el sector privado y defendió una propuesta para construir el enorme centro de convenciones. Según él, este sería un estímulo económico que no requeriría inversión de fondos públicos y “ni una pala en la tierra”. Una encuesta reciente mostró que la mayoría de neoyorquinos (el 57%) están opuestos al proyecto.

Algunos líderes hispanos se mostraron más escépticos ante el presupuesto.

“Es una mezcla de cosas buenas y malas”, dijo el presidente del Instituto Nacional de Política Latina (NILP), Angelo Falcón.

“Por una parte, demuestra que el gobernador tiene control sobre el proceso del presupuesto y no está proponiendo recortes devastadores a los servicios. Sin embargo, no hay muchos funcionarios públicos hispanos en este estado – y si los hispanos logran conseguir este tipo de empleo no tendrán las mismas pensiones que los demás”, reflexionó Falcón.

“El problema es que los hispanos están excluidos del gobierno estatal – no estamos en los comités ni los grupos que están debatiendo el presupuesto”, lamentó el analista político.

El presupuesto pasará a la legislatura estatal y para su aprobación. El año fiscal comienza el 1 de abril.

En los próximos meses se espera un debate entre los legisladores y los sindicatos que representan a los funcionarios públicos y los maestros, que indican que el presupuesto perjudica a sus miembros.