Llamada telefónica revela que capital abandonó el crucero

Un conversación con la Capitanía de Puerto desvela que dejó el barcos antes de evacuar a todos los pasajeros
Llamada telefónica revela que capital abandonó el crucero
El capitán Francesco Schettino, de 52 años.
Foto: AP

Roma – Una conversación telefónica entre el capitán del crucero Costa Concordia, que naufragó el pasado viernes en Italia, y la Capitanía de Puerto publicada hoy en la prensa italiana desvela que este abandonó el barco antes de que se evacuara a todos los pasajeros y no volvió a pesar de que se le ordenó regresar.

La prensa italiana transcribe hoy varias conversaciones entre el capitán Francesco Schettino, de 52 años, y la Capitanía de Puerto que desvelan además que se ocultó también el motivo del naufragio.

A las 9:54 p.m. hora local, con el barco ya encallado frente a las costas de la isla del Giglio, en el centro de Italia, el capitán aseguraba que todo estaba bien y que se había tratado de un problema técnico.

Según publica “Corriere della Sera”, la Capitanía preguntó a Schettino a las 12:32 a.m. cuántas personas quedaban a bordo, y aunque la nave estaba aun llena el comandante respondió que solo unas 200 o 300.

La respuesta hizo levantar sospechas a la Capitanía que le preguntó si aún estaba a bordo, y Schettino confesó que el barco se estaba inclinando y lo había abandonado.

“¿Pero cómo qué ha abandonado la nave?”, preguntaron desde la Capitanía.

Aunque el capitán se retractó y dijo que no había abandonado el crucero, desde la Capitanía no le creyeron.

“Vuelva inmediatamente a bordo, suba por la escalera de seguridad y coordine la evacuación. Debe decirnos cuánta gente hay todavía allí- niños, mujeres, pasajeros, el número exacto de cada categoría”, añadieron.

“Comandante, es una orden, ahora mando yo. Antes ha declarado que ha abandonado el barco, vuelva a la proa y coordine el rescate porque ya hay muertos”, le exigieron.

Schettino que ya se encontraba en tierra firme y que nunca regresó a la nave, según los investigadores, preguntó cuántos cadáveres había.

“Es usted quien me tiene que decir cuántos. ¡Qué quiere hacer! ¿Irse a casa?. Vuelva inmediatamente arriba y nos diga lo que hay qué hacer, cuántas personas quedan y lo que necesitan”, ordenaron desde la Capitanía.

El comandante aseguró que volvería, pero tanto testigos como los investigadores que llevan el caso, afirman que nunca volvió y que le vieron coger un taxi hacia un hotel.

El naufragio se debió, según confirmó ayer la compañía naviera Costa Cruceros, a un “error humano” del capitán que acercó hasta unos 150 metros de la costa de esa pequeña isla del de Marzo Tirreno y en la maniobra impactó con un escollo.

Hasta el momento se han recuperado 6 cadáveres, entre ellos el de un peruano y un español, y se buscan a otras 29 personas.