Policía en Texas se reparte activos de narco mexicano

Policía en Texas se reparte activos de narco mexicano
En esta foto tomada en un lugar desconocido, el presunto líder del cártel del Golfo, Osiel Cárdenas, es trasladado para su extradición el 20 de enero 2007.
Foto: Archivo / AP

McALLEN, Texas (AP).- Activos con valor de casi 30 millones de dólares, propiedad del ex jefe de un cártel narcotraficante mexicano, han sido distribuidos entre una docena de agencias policíacas del estado de Texas que participaron en una operación de 10 años para su captura, dijeron el martes autoridades.

Al ex jefe del Cártel del Golfo, Osiel Cárdenas Guillén, extraditado a Estados Unidos en 2007, se le ordenó ceder 50 millones de dólares cuando fue condenado en 2010, luego de declararse culpable de cargos de narcotráfico. El juez también lo sentenció a 25 años de prisión.

Según los fiscales del caso, la operación de Cárdenas Guillén introducía a Estados Unidos entre cuatro y seis toneladas de cocaína al mes. Durante la investigación, las agencias policíacas realizaron al menos 10 diferentes decomisos de efectivo, de hasta 4,5 millones de dólares, de acuerdo con la orden de confiscación del juez.

El Departamento del Tesoro federal dijo que distribuyó la semana pasada casi 30 millones de dólares de efectivo incautado en relación con Cárdenas Guillén entre las agencias policíacas, que iban desde departamentos locales hasta el Departamento de Seguridad Pública del estado de Texas. La mayor cantidad de poco más de 5,9 millones de dólares fue para la oficina del alguacil del condado de Cameron, que ofreció la mayor parte del trabajo encubierto, dijo el alguacil Omar Lucio.

Lucio dijo que la operación en conjunto con agencias federales y locales, llamada “Los Cazadores” (en español), empezó en 1998 y culminó con la acusación federal de Cárdenas Guillén en 2000 en Brownsville. Uno de los agentes de Lucio hizo mucho trabajo encubierto durante la investigación y “se reunió cara a cara con (Cárdenas Guillén) en dos ocasiones”, dijo Lucio.

En una ocasión, cuando Lucio escuchó que ese agente podría estar en peligro, lo mudó a él y a su familia fuera de la zona durante varios meses. Pero el agente regresó y continuó trabajando para el alguacil, dijo Lucio.

El aguacil dijo que no había planes específicos para el dinero que apenas fue transferido el viernes a su oficina, sin embargo, espera que se pueda contratar más personal, pagar tiempo extra y comprar nuevo equipo.

En un comunicado, el senador federal John Cornyn agradeció a las agencias policiacas por haber ayudado a la investigación y haber rastreado las drogas y el dinero.