¿Se hunden los Knicks o hay remedio aún?

¿Se hunden los Knicks o hay remedio aún?
Mike D'Antoni
Foto: Seth Wenig / ap

NUEVA YORK – Se supone que los Knicks sean uno de los equipos a vencer en esta temporada en la contundente Conferencia Este. El club ha sido reconstruido con parte de lo mejor que actualmente tiene la NBA. Sin embargo, hasta ahora no ha cuajado la táctica, por lo que su fanaticada comienza a impacientarse, debido a que el tiempo apremia.

En esta corta temporada, luego del paro de jugadores-patronal y con una foja negativa (6-7, .462), además de tres derrotas consecutivas, los ahijados del coach Mike D’Antoni lucen desacoplados y con falta de motivación.

Por lo tanto ya comienzan a escucharse voces de desesperación entre los jugadores.

“No me pasaron la bola”, dijo el delantero, centro y canastero Amar’e Stoudemire, quien, como de costumbre, se metió en problemas de faltas personales en los primeros minutos del pasado encuentro que perdió su club 102-93 ante Magic de Orlando.

“Estaba listo para arrasar”, agregó Amar’e, refiriéndose a lo que quedaba del cuarto acto, donde hubo un duelo de puntuaciones (empate-desempate) que al final pudo capitalizar Orlando, dejando en el ambiente más preguntas que respuestas.

El estelar terminó el juego con 10 puntos (4-7) y una asistencia, pero también con cuatro fouls al hombro en los inicios del partido, que le permitieron participar en apenas 21 minutos.

Con Tyson Chandler y Carmelo Anthony, los otros dos estelares unidos a Stoudemire, la química no llega a Nueva York aún.

“No hemos hecho buenos tiros cuando se necesitan”, dijo Carmelo Anthony, quien como de costumbre comandó en anotaciones a los Knickerbockers con 33 (14-16) en 39 minutos, lo que indica su restablecimiento de su última lesión en un tobillo.

Pero también hay que darle crédito a los visitantes (9-3, .750) que con Dwight Howard a la cabeza, es un club defensivo, de las mejores en toda la liga.

Precisamente, D’Antoni se queja de lo que menos usa: defensa.

Sin lugar a duda, Nueva York posee un grupo de buenos tiradores, pero sin defensa no puede conservar la delantera.

Se comenta que Baron Davis puede estar listo para entrar en acción antes de lo previsto. El veterano armador con 12 años de experiencia en la NBA y quien se esperaba estaría fuera de acción por tres meses, debido a un problema de hernia en su columna vertebral, está supuesto a practicar desde la próxima semana.

Buena noticia.

Resulta que Toney Douglas, Mike Sumpher y el veterano Mike Bibby no han podido redondear el difícil puesto.

Por lo tanto surge en el horizonte el apuro de activar a Davis.

Ya veremos.

Mientras tanto los Knicks, ahora como están, deben seguir buscando un mejor acoplamiento. No hay otro modo.

Como van las cosas, con un equipo que promedia en estos momentos 16.2 ‘turnovers” o robo de balón por juego, el quinto peor de la NBA, se palpa un desorden total entre sus jugadores.

Por lo menos, su coach D’Antoni lo reconoce, tras declarar que, más que todo, es lo que ha estado hundiendo a los Knicks.

constantino.viloria@eldiariony.com