Supermercado es declarado mal vecino en Queens

Residentes de Jackson Heights dicen que Fair Trade viola reglas de seguridad
Supermercado es declarado mal vecino en Queens
Foto: Fotos: Cortesia

Nueva York – La expansión del área de depósito y carga de un popular supermercado de Jackson Heights, Queens, enfrenta a vecinos y concejales con los propietarios de la cadena Fair Trade. Hoy el concejal de la zona, Daniel Dromm, y un grupo de residentes del área se concentraron a las puertas del local de la avenida 37 y calle 75 para reclamar que Fair Trade cumpla los lineamientos de la Ciudad para este tipo de ampliaciones.

De acuerdo con los manifestantes, el supermercado anexó ilegalmente a su estructura una parte de la acera de unos seis pies, para lo cual cubrió con cemento el área verde que circundaba un árbol cercano. De igual manera, aseguran que la empresa mantiene contenedores de botella de vidrio rotas a la vista de todos y no cumple con las reglas de seguridad que rigen en Nueva York.

Según declaró el concejal Dromm en un comunicado, estas son “violaciones al comercio justo que han creado un ambiente inseguro para la comunidad de Jackson Heights y han arruinado la apariencia del vecindario, en detrimento de los residentes y propietarios de otros negocios”.

La cadena de supermercados recibió en agosto pasado una orden para desalojar la extensión ilegal en su depósito de la calle 75. Poco después, nuevamente fue alertada por la Junta de Control Ambiental por el incumplimiento parcial del desalojo.

Mark Jacobson, vocero de Fair Trade, dijo al teléfono que han hecho los cambios indicados en la orden de violación. “Nos hemos encargado de hacer lo que se nos pedían: la activacion de los sistemas de rociadores y asegurarnos de que el área de depósito y carga funcione correctamente”, aseguró.

“En febrero habrá una nueva audiencia sobre este caso, pero nuestra posición es que hemos cumplido con lo que se nos exigió”.

Destacó que su empresa es una gran fuente de trabajo en la zona y que nunca ha tenido problemas. “Empleamos a más de 75 personas, de todas las edades, especialmente jóvenes que hoy tienen muchos problemas para conseguir un trabajo”.

Fair Trade podría mantener la expansión de su local, si se comprueba que cumple con lo que establece la ley y se compromete al pago anual que requiere la ciudad.