Testigo de matanza: es difícil conciliar el sueño

Testigo de matanza: es difícil conciliar el sueño
José Carranza
Foto: AP

NEWARK, Nueva Jersey – La única sobreviviente de la masacre ocurrida en el patio de una escuela en Newark -en agosto del 2007- que dejó como saldo tres estudiantes muertos, testificó ayer durante el juicio que se adelanta contra uno de los seis acusados.

Natasha Aeriel, de 19, identificó a José Carranza, alias ‘La Chira’, como uno de los hombres que estuvo en el fatídico sitio en la madrugada del 4 de agosto. Lentamente la testigo fue narrando los hechos, que desencadenaron en el asesinato de su hermano y dos amigos más, y en el que ella quedó gravemente herida.

“Recordar todo es muy doloroso”, dijo la testigo. “Es difícil conciliar el sueño porque vienen a mi todas esas imágenes”, sostuvo.

Carranza está acusado por cargos de asesinato, intento de homicidio, robo y abuso sexual, en conexión con el hecho en el que perdieron la vida de un disparo en la cabeza –estilo ejecución- Terrance Aeriel 18, Iofemi Hightoer y Dashon Harvey, ambos de 20 años de edad.

El hombre acusado, de 32 años -indocumentado y de origen peruano- que se encontraba en libertad bajo fianza cuando ocurrieron los hechos, se declaró inocente de los cargos.

Se espera el testimonio de Shahid Barkerville, que en diciembre pasado se declaró culpable de participar en la masacre, durante su declaración dijo que Carranza le había proferido una

herida en la garganta con un cuchillo de carnicero a Natasha Aeriel de 19, la única sobreviviente de la masacre así como también admitió que él y Carranza habían abusado sexualmente de la joven.

La fiscalía cuenta como evidencia con la huella de Carranza, dejada en una botella de cerveza, que fue hallada junto al cuerpo ensangrentado de Natasha Aeriel.