¿Influye Scarface en el mundo del hampa?

Guía de Regalos

¿Influye Scarface  en el mundo del hampa?
El rostro de Ceferino Pérez en una imagen de Scarface.
Foto: AP

Nueva York – Dos hechos delictivos recientes en los que la figura de Scarface ha salido a relucir, ponen de manifiesto si aún hoy en día el mundo del hampa rinde pleitesía a este tipo de personajes inmortalizados en películas.

El pasado 6 de enero se reportó un asalto a una bodega de El Bronx por parte de dos individuos que son buscados por la policía y uno de ellos – de origen hispano – tenía un abrigo con la palabra Scarface en la espalda.

En otro caso, que está en manos de la fiscalía, Ceferino Pérez, sospechoso de estar vinculado al narcotráfico, tenía en su vivienda una fotografía con la imagen de Tony Montana de la película Scarface con el rostro de Pérez.

Pérez, fue detenido en Harlem el año anterior junto a 19 personas, en un operativo en los condados de Manhattan, El Bronx y Westchester.

Tanto la película de Brian De Palma de 1983 donde un exiliado cubano se convierte en un capo de la droga, como El Padrino, se han identificado con grupos violentos, principalmente en Nueva York. Sin embargo, para Lillian Jiménez, directora ejecutiva de Latino Educational Media Center, estos son sólo una minoría los cuales tienen como ídolos a Tony Montana y a don Vito Corleone.

“Creo que son básicamente grupos minoritarios que se identifican con el personaje de Scarface. Los jóvenes adoran esta película y les gusta la cultura del ‘tough life’ (vida dura)”, expresó Jiménez quien asocia a otros grupos violentos como los corridos mexicanos.

“Los niños latinoamericanos o norteamericanos pobres siguen toda esta cultura. Esto también tiene relación con los grupos de corridos que celebran al bandido o antisocial y que hace lo que se le da la gana”, acota la activista.

El problema de identificarse con un personaje violento o con una película va más allá del simple robo o tráfico a escalas mayores.

“Pienso que se está jugando al juego de un renegado. Se le está haciendo un desafío al gobierno. Para nosotros es una figura negativa, pero los chicos que siguen esto son muchas veces dejados de lado. Las películas los hace sentirse mejor y se postulan como personas de poder”, señala Jiménez.