Mourinho lanza advertencia… no toquen a Ronaldo

El técnico del Real Madrid prueba dar un impulso anímico a su astro de cara al Clásico ante Barcelona
Sigue a El Diario NY en Facebook
Mourinho lanza advertencia… no toquen a Ronaldo
El portugués Jose Mourinho (der.) cuida las espaldas de su compatriota Cristiano Ronaldo, el que espera salga inspirado hoy ante los blaugrana.
Foto: EFE

MADRID, España.—Consciente de que ante el Barcelona su mejor hombre, Cristiano Ronaldo, sufre una metamorfosis, pero a la baja, José Mourinho, técnico del Real Madrid, realizó una defensa a ultranza del portugués, del que elogió su trabajo defensivo en el último encuentro en Mallorca, y aseguró ayer, a un día del Clásico ante el Barcelona, que “quien le toque tendrá problemas”.

En la previa de un partido que siempre marca a Cristiano ante el Barcelona del argentino Leo Messi, Mourinho quiso levantar la moral de su jugador y lo defendió con más fuerza, como queriéndole hacer sentir que, pase lo que pase en el duelo de hoy, está con él.

“Con Cristiano llevo año y medio, ha marcado no sé cuantos goles, ‘hat-tricks’, y fue decisivo en el título que ganamos con su gol, pero su partido que más me ha gustado fue el segundo tiempo contra el Mallorca [el sábado]. Para mí el mejor de todos”, aseguró.

Por eso el técnico luso reveló que en el vestuario felicitó a Cristiano por su labor de equipo, y lamenazó a los que quieran criticar a su jugador.

“Si alguno de vosotros [periodistas] le quiere tocar, tendremos un problema, porque si trabaja así, no tiene que recibir criticas por no marcar. Trabajando así, que no le toquen”, sentenció.

Es la oportunidad de Cristiano Ronaldo de quitarse una espina clavada con un Barcelona al que sólo ha logrado marcar en tres ocasiones en su carrera en 13 enfrentamientos, y de imponerse en un nuevo pulso personal con el argentino Leo Messi.

CON BAJAS…

El partido de ida de los cuartos de final de Copa del Rey traen a escena un nuevo clásico del futbol español, una eliminatoria que enfrenta a los dos equipos del momento en el panorama futbolístico mundial, en el que un Real Madrid con bajas que retocan su dibujo examina su ansiedad ante un Barsa con la medida tomada al Bernabéu.

Afronta el Real una nueva oportunidad de destruir un muro psicológico. Salvo en la última Copa del Rey, con aquella vistosa final de Mestalla, el equipo de José Mourinho no ha superado nunca en el marcador a su eterno rival.

El enésimo intento llega con un onceno condicionado por las bajas y la situación del argentino Ángel Di María.

Mourinho esconde sus cartas y ni siquiera ofrece lista de convocados.

Pero la ausencia por sanción de Álvaro Arbeloa y por lesión de Sami Khedira son un quebradero de cabeza para un técnico que debe decidir si ir por el Barsa o esperarle con un planteamiento defensivo pensando en la vuelta en el Camp Nou.

La última vez que jugó de tú a tú al Barcelona, en Liga, el Real se fue del Santiago Bernabéu con la cabeza baja (1-3). Todo el trabajo de recuperación de Di María estuvo pensado en su titularidad ante el Barsa. Su evolución en las últimas horas no fue según lo esperado, como reconoció “Mou”, y si no entra en el once será una baja clave para el técnico.

Su lugar lo ocuparían José Callejón o Gonzalo Higuaín, pero en labores defensivas.

BARSA QUIERE MÁS…

Mientras tanto, el Barcelona jugará su tercer partido de la temporada en el Bernabéu, con la meta de obtener un tercer botín, igual que hizo en las dos anteriores encuentros esta temporada, en los que arrancó un valioso empate en la Supercopa de España (2-2) y se llevó la victoria en la Liga (1-3).

Esta vez, el Barsa también llega con bajas por las ausencias por lesión de Bartra y Pedro Rodríguez, pero el objetivo no se ha modificado, ya que el volverá a plantear un partido ofensivo.

Para el choque de hoy, Guardiola volverá a apostar por entregar el arco al portero suplente, José Manuel Pinto, quien ya defendió la meta azulgrana en la final de Mestalla.

Fuera de la portería, Messi será el abanderado en el que será su partido 300 con el Barsa en partidos oficiales.

En los duelos entre Real Madrid y Barcelona en los cuartos de final de Copa del Rey hay máxima igualdad.

Se enfrentarán por quinta vez en la historia. De momento tienen dos triunfos cada uno.