Piden no tomar medidas militares contra Siria

Guía de Regalos

BEIRUT/AP – Rusia, un poderoso aliado de Siria, dijo ayer que bloqueará cualquier intento por parte de Occidente de obtener el apoyo de la ONU para el empleo de la fuerza contra el régimen de Damasco, presionado por la comunidad internacional para que desista de la represión.

Fue una de las declaraciones de apoyo más enérgicas de Moscú al régimen autoritario del presidente Bashar Assad. Como miembro permanente del Consejo de Seguridad de la ONU, Rusia podría vetar cualquier resolución que autorizara la intervención militar en Siria.

El ministro ruso del Exterior, Serguei Lavrov, dijo que el proyecto de resolución del Consejo de Seguridad sobre la violencia en Siria elaborado por su país y entregado a la ONU el lunes trata de aclarar de la manera más explícita que nada justificaría una intervención militar extranjera, pero diplomáticos occidentales dijeron que el proyecto no condena enérgicamente la represión de civiles por el régimen.

“Si algunos quieren usar la fuerza a toda costa… difícilmente podemos impedirlo”, dijo Lavrov en conferencia de prensa en Moscú. “