Proteja a su mascota en el invierno

El frío extremo puede representar un riesgo para la salud de los animales

Proteja a su mascota en el invierno
Mantenga a su perro o gato dentro de la casa durante los meses de frío intenso.
Foto: thinkstock

Los dueños de mascotas deben tomar precauciones adicionales para garantizar la seguridad de sus mascotas cuando las temperaturas bajan considerablemente.

El frío extremo, el viento y los apagones potenciales que podrían acompañar a las tormentas invernales pueden representar serios riesgos para la salud de las mascotas familiares.

“Los animales dependen únicamente en sus cuidadores humanos para su seguridad y comodidad – especialmente durante la temporada invernal”, dijo John Snyder, vicepresidente de animales de compañía para HSUS. “Nuestras mascotas son especialmente vulnerables durante esta temporada de frío, y con sólo algunas precauciones adicionales, usted puede ayudar a asegurar que se mantengan seguros y saludables”.

Ayude a mantener a su mascota segura durante los meses más fríos siguiendo estas simples instrucciones:

No deje a las mascotas afuera

La mejor receta para los males del invierno es mantener a su perro o gato adentro con usted y su familia. Los perros más felices son aquellos que son sacados con frecuencia a pasear y hacer ejercicio, pero se mantienen adentro el resto del tiempo.

Los perros y los gatos son animales sociales que anhelan la compañía humana. En muchos lugares, dejar a un animal doméstico afuera durante el frío extremo, sin acceso a un lugar de refugio, alimentos y/o agua, viola las leyes estatales o locales en contra la crueldad animal.

Sin importar la temporada, los perros de pelo corto, los muy jóvenes y los de mayor edad nunca deben mantenerse afuera sin supervisión, así como todos los gatos. Los perros de pelo corto pueden sentirse más cómodos usando un abrigo durante los paseos.

Alimente más a su animal.

Las mascotas que pasan mucho tiempo afuera necesitan más alimentos en el invierno porque la necesidad de conservar el calor agota su energía. Revise con frecuencia el plato de comida de su mascota y asegúrese de que el agua esté fresca y no congelada.

Use recipientes de plástico, en lugar de metal, para los alimentos y el agua. Cuando la temperatura es baja, la lengua de su mascota puede congelarse y pegarse al metal. Recipientes térmicos de plástico para el agua también son una buena opción para evitar que se congele el agua y se pueden comprar en tiendas que venden productos para mascotas.

Cuidado con su auto

Los motores calientes de los autos estacionados atráen a los gatos y los animales pequeños, que pueden subirse por debajo de la capilla. Para evitar lesionar a los animales ocultos, dele un golpe al capó de su coche para asustarlos antes de arrancar el motor.

Tenga precaución con los químicos

El anticongelante es un veneno mortal, pero tiene un sabor dulce que puede atraer a niños y animales. Limpie los derrames de anticongelante y almacénelo (junto con todos los productos químicos del hogar) fuera de alcance. Mejor aún, utilice anticongelante-refrigerante hecho con glicol de propileno, que es menos tóxico en pequeñas cantidades que el anticongelante tradicional hecho con el glicol de etileno.

Así que asegúrese de que su mascota tenga todos los cuidados necesarios para que pase sin problemas los meses de invierno.

Fuente: Humane Society of the United States