Sacudón en el bando republicano

Perry deja la contienda y Santorum toma la delantera en Iowa tras nuevo conteo

Sacudón en el bando republicano
El gobernador de Texas, Rick Perry, (centro) se despide de sus simpatizantes.
Foto: efe

Washington/EFE – El retiro del gobernador de Texas, Rick Perry, y la noticia de que en los caucus (asambleas populares) de Iowa ganó Rick Santorum frente a Mitt Romney, a quien se le adjudicó la victoria inicialmente, revolucionaron ayer la contienda por la candidatura presidencial republicana.

Romney, exgobernador de Massachusetts, es aún el favorito para ganar las primarias de Carolina del Sur mañana, pero el vuelco de resultados en Iowa a favor de Santorum y el apoyo de Perry a otro de los aspirantes en liza, Newt Gingrich, podrían complicarle el panorama.

Perry, que ya había sopesado abandonar su aspiración tras el pobre resultado en Iowa, decidió luego no participar en las primarias de New Hampshire y apostarlo todo a las de Carolina del Sur, pero los malos pronósticos para esa votación, donde los sondeos le colocaban en último lugar, desencadenaron finalmente su renuncia.

“Estoy suspendiendo mi campaña y apoyando a Newt Gingrich para que sea presidente de Estados Unidos”, anunció el gobernador.

Perry hizo público su apoyo a Gingrich, a quien definió como un “conservador visionario” que puede “transformar” el país.

Con la retirada de Perry solo quedan cuatro candidatos en liza- Romney, Gingrich, el exsenador Santorum y el congresista de ideología libertaria Ron Paul.

Santorum está en horas bajas pero la noticia de que en Iowa, que abrió las primarias el 3 de enero, obtuvo 34 votos más que Romney le puede dar un nuevo impulso.

No obstante, Santorum no puede ser declarado todavía oficialmente ganador, porque los votos de ocho distritos electorales están desaparecidos, según explicó en un comunicado el Partido Republicano de Iowa.

El más beneficiado con el vuelco de resultados en Iowa y la retirada de Perry puede ser Gingrich, quien según los sondeos, acorta distancias con Romney en Carolina del Sur.