Wall Street celebra los resultados de la banca

Nueva York/EFE – Wall Street celebró ayer con su tercera jornada consecutiva de avances los resultados difundidos por la gran banca estadounidense, en esta ocasión los de Bank of America y Morgan Stanley, que volvieron a superar las bajas expectativas que los inversores neoyorquinos tenían puestas en ellos.

Así, los tres principales indicadores del parqué neoyorquino renovaron sus niveles más altos desde hace medio año, que ya habían alcanzado la pasada jornada, a pesar de que la bolsa de Nueva York expulsó a una de sus más veteranas compañías, Kodak, que se declaró en suspensión de pagos.

El Dow Jones de Industriales, índice de referencia de Wall Street, subió el 0.36 % (45,03 puntos) para terminar en 12.623,98 unidades, al tiempo que el selectivo S&P 500 ganó el 0.49 % y el índice compuesto del mercado Nasdaq el 0.67 %.

Los inversores neoyorquinos se decantaron por las compras desde el primer minuto de las cotizaciones gracias a la difusión antes de la apertura de las cuentas del segundo mayor banco por activos de Estados Unidos, Bank of America, que cerró el día con un sólido avance del 2.35 %.

La firma, que el pasado año atravesó serias dificultades por los problemas derivados de los préstamos basura que heredó de su polémica compra de la hipotecaria Countrywide Financial, sorprendió al anunciar que en 2011 dejó atrás los números rojos de los dos años anteriores y ganó 85 millones de dólares.

Ese beneficio contrasta con las pérdidas de 2,238 millones de dólares que registró el ejercicio precedente y se produce gracias a la continua venta de activos no esenciales que ha estado realizando durante el pasado año, como su participación en el Banco de Construcción de China.

También sorprendió a los inversores neoyorquinos el banco Morgan Stanley, que se disparó el 5.36 % a pesar de que en 2011 se anotó un beneficio neto de 2,117 millones de dólares, el 37 % menos interanual, pero aun así por encima de las expectativas de los inversores neoyorquinos.

La buena reacción en Wall Street a los resultados de la gran banca estadounidense se ha venido repitiendo esta semana, ya que la crisis de deuda en la zona euro y la volatilidad de los mercados había hecho que los inversores rebajaran considerablemente sus expectativas sobre las cuentas de las entidades financieras.