Acuerdo internacional para destrucción de coca

Guía de Regalos

Acuerdo internacional para  destrucción de coca
Se destruirán en Bolivia las plantaciones ilegales de la hoja de coca.
Foto: AP

La Paz/EFE – Los gobiernos de Estados Unidos, Brasil y Bolivia firmaron ayer finalmente en La Paz un acuerdo para verificar, con la ONU como observador, la destrucción de plantaciones ilegales de la hoja de coca, base para fabricar cocaína, tras varios intentos fallidos de suscribirlo durante casi un año.

El encargado de Negocios de la embajada de EE.UU. en La Paz, John Creamer, declaró a los medios su satisfacción por la firma del convenio tripartito que, según dijo, “es un paso muy importante en la lucha contra el narcotráfico”.

“El proyecto tiene el fin de mejorar la capacidad técnica de Bolivia de monitorear los cultivos excedentarios de coca y promover la coordinación técnica y científica entre los países firmantes”, explicó Creamer, máximo representante de EE.UU. en Bolivia tras la expulsión del embajador Philip Goldberg en 2008.

Por su lado, el embajador brasileño Marcel Fortuna Biato señaló que el acuerdo incluye a países “que tienen un rol clave” en la lucha antidrogas- “Brasil como país vecino, con una larga frontera y una agenda de integración muy fuerte con Bolivia, y EE.UU., con una actuación tradicional fuerte de cooperar con Bolivia”.

Washington dotará a Bolivia de equipos de medición de alta precisión y capacitará al personal que los operará, mientras que Brasil aportará imágenes satelitales y tecnología para interpretarlas. La firma del acuerdo fue anunciada por primera vez en marzo de 2011, pero suspendida desde entonces en cinco ocasiones, mientras se hacían ajustes al contenido del documento.

El Gobierno del presidente Evo Morales aceptó la ayuda de Estados Unidos pese a que en 2008 también expulsó a la agencia antidroga estadounidense (DEA) con el argumento de que esa entidad y el embajador Goldberg conspiraban en su contra, algo que negaron tanto el diplomático como su gobierno.

El ministro de Gobierno (Interior), Wilfredo Chávez, señaló por su parte, que se buscó que el acuerdo deje establecidos el respeto a la hoja de coca y “a la soberanía del Estado” boliviano.