Empresaria chapina niega nexos con narcos

Guía de Regalos

Guatemala/EFE – La empresaria guatemalteca Mirza Silvana Hernández negó tener nexos con su compatriota Marllory Dadiana Chacón Rosell, señalada de ser una narcotraficante por el Departamento del Tesoro de Estados Unidos.

En declaraciones que publicó ayer la prensa local, Hernández sostiene que ella y su esposo, el también guatemalteco Hayron Borrayo, no tienen ningún vínculo con Chacón Rosell.

Hernández, propietaria de las empresas “Bingotón Millonario” y “Revoluciones por Minuto Aceleración S.A.”, que según ella las cerró en 2011 y 2004, respectivamente, dijo que le sorprende la publicación hecha por el Departamento del Tesoro de Estados Unidos.

“Estamos sorprendidos y sumamente consternados. Esto es una agresión a nuestro nombre y familia. Es una irresponsabilidad que las autoridades de EE.UU. solo publiquen sin tener sustento y fundamento en las investigaciones”, manifestó la empresaria al diario Prensa Libre.

“Si Estados Unidos me investiga, por qué entonces, el pasado mes de noviembre renovó mi visa, no puedo explicármelo. Por eso me presentaré con mi abogado a la embajada para que me expliquen esta situación”, dijo también al diario Siglo 21.

Hernández admite que conoce a Chacón Rosell porque las hijas de ambas estudian en el mismo lugar, pero aclaró que no tiene ninguna relación.

El Departamento del Tesoro de EE.UU. anunció ayer la imposición de sanciones a la narcotraficante guatemalteca Marllory Dadiana Chacón Rosell y a otras siete personas y entidades vinculadas con su banda, que abastece a los cárteles mexicanos, y entre ellos, figura Hernández y su esposo.

Las medidas adoptadas por el Tesoro prohíben la realización de operaciones financieras y comerciales con esas personas y entidades, y congelan cualquier activo que los sancionados tengan en territorio estadounidense.

Chacón Rosell “lidera una organización de tráfico de drogas y lavado de dinero” con sede en Guatemala, que opera también en Honduras y Panamá, y “abastece a los cárteles mexicanos”, precisó en un comunicado el Departamento del Tesoro.

Según el Tesoro, la guatemalteca es una de las narcotraficantes más importantes de Centroamérica y la responsable del envío mensual de miles de kilos de drogas a Estados Unidos a través de México.