Equipos de Manchester dominan liga

Equipos de Manchester dominan liga
El argentino del City, Sergio 'Kun' Agüero (izq.) disputa el balón con Ledley King, del Tottenham.
Foto: LINDSEY PARNABY / efe

LONDRES/AP – El Manchester City se deshizo de uno de sus rivales al título al vencer dramáticamente ayer 3-2 al Tottenham, con lo que Manchester United parece quedar como el único capaz de frustrar la ambición de su vecino de ganar la Liga Premier inglesa.

Tottenham, tercero en la tabla, remontó un 2-0 e igualó 2-2 en la visita al estadio Etihad, pero Jermain Defoe desperdició un gol cantado en los descuentos y Mario Balotelli lo sentenció al transformar un penal en el último aliento.

Tras una falta del capitán de Tottenham Ledley King, el delantero italiano definió con gran aplomo ante el arquero Brad Friedel y el City estiró a 11 su racha perfecta de victorias como local en el campeonato.

En tanto, el campeón vigente United se mantuvo a tres puntos del City con su victoria a domicilio 2-1 ante Arsenal. El ecuatoriano Antonio Valencia fue la figura al anotar el primer gol y dar el pase para el segundo tanto.

Más allá de su penal, Balotelli activó la polémica por un aparente pisotón a Scott Parker de Tottenham.

El City sufrió lo indecible al dilapidar una ventaja de dos goles, luego que Samir Nasri y Joleon Lescott anotaron para los locales en un lapso de cuatro minutos en los primeros compases del segundo tiempo.

Tottenham no se amilanó y respondió de inmediato, si bien con la complicidad de una displicente defensa. Defoe descontó a los 60 y Gareth Bale igualó cinco minutos después.

Tras la oportunidad desperdiciada por Defoe, King empujó en el área a Balotelli y el árbitro Howard Webb pitó la pena máxima

“Estaba calmado, como siempre lo hago cuando me toca rematar un penal”, dijo Balotelli sobre su definición.

Pero el ariete italiano no siempre está calmado. Dueño de una fama de provocador dentro y fuera del área, Balotelli se levantó la camiseta en la goleada 6-1 sobre el United en octubre, mostrado otra camiseta con la frase: “¿Por qué siempre conmigo?”.

Y el domingo volvió a estar en el centro de la atención, pese a que ingresó a la cancha a los 65 minutos.

El técnico de Tottenham Harry Redknapp quedó indignado que Balotelli no fue sancionado, al acusarle de patear intencionalmente a Parker, 10 minutos antes del penal decisivo.

Tras haber recibido una tarjeta amarilla por una dura entrada sobre Benoit Assou-Ekotto, Balotelli debió haber sido expulsado con la doble amonestación.

Aunque el auxiliar técnico del City David Platt declinó referirse al incidente por no haberlo visto, Redknapp dijo furioso que Balotelli debió ser expulsado.

“Pisó a Scott Parker en la cabeza”, dijo Redknapp. “Lo hace todo el tiempo, le pisa la cabeza y le provoca una cortada. Nadie puede decir que no lo hizo. Todo el mundo pudo verlo”.

Con la victoria, el City llegó a 54 puntos. Le saca tres unidades de diferencia al United y ocho al Tottenham, sus dos perseguidores inmediatos.

Valencia anotó de cabeza al filo del descanso, tras un centro de Ryan Giggs, para adelantar al United, pero el holandés Robin van Persie igualó a los 71 minutos. A nueve del final, Valencia se internó del área y dejó el balón para el gol decisivo de Danny Welbeck.