Revelan mayor seguridad en la construcción

Sin embargo, trabajadores aseguran que continúa la falta de protección
Revelan mayor seguridad en la construcción
Trabajadores de la construcción alegan que, a veces, los subcontratistas les exigen traer sus propios equipos de seguridad.
Foto: Humberto Arellano / EDLP

NUEVA YORK – Un nuevo reporte de la ciudad indica que ha mejorado la seguridad en las obras de construcción.

“Las buenas noticias son que mientras aumentó la actividad de construcción en casi un 8%, el número de accidentes relacionados con la construcción bajó en un 18%”, anunció ayer el alcalde Michael Bloomberg durante una rueda de prensa en una obra de construcción en Long Island City, Queens.

Adicionalmente, el número de heridas relacionadas a la construcción -reportadas a las autoridades- bajó en casi un 8%, de 165 en el 2010 a 152 en el 2011. En total, hubo 5 fatalidades asociadas con la construcción en el 2011, lo cual representa un aumento pequeño con respecto al 2010 pero una reducción del 73% en comparación con el año 2008.

El alcalde Michael Bloomberg y el comisionado del Departamento de Edificios (DOB, por sus siglas en inglés), Robert LiMandri, quienes se reunirán con oficiales y líderes de la industria, atribuyeron la mejoría a una mejor vigilancia por parte del DOB y más contacto entre el departamento y las inmobiliarias en la ciudad. Además, el departamento implementó más de 25 nuevas leyes que gobiernan la seguridad en las obras de construcción desde el 2008, según indicó el DOB.

Sin embargo, trabajadores y activistas aseguran que la seguridad sigue siendo un problema para quienes laboran en esta área.

“Yo creo que ha cambiado mucho la situación de los trabajadores porque la ciudad se ha puesto muy estricta con las regulaciones”, dijo Edward Tzul, un trabajador guatemalteco. “Pero sólo las compañías grandes se preocupan por la seguridad. Hay subcontratistas que no se preocupan por la gente y hacen las cosas como ellos quieren”, agregó.

Según Tzul, los subcontratistas piden que los trabajadores traigan sus propios equipos de seguridad – sus cascos, cinturones, guantes y mascarillas. Además, estos empleadores suelen obligar a los trabajadores a subirse en una obra sin cinturones y otros mecanismos adecuados. “No tenía cinturón y un señor me dijo, ‘súbete,’ ‘súbete'”, contó Tzul, quien lidera un grupo de trabajadores en la organización Make the Road New York. “Cuando no me subí, me despidió”, recordó.

“Yo creo que estamos escuchando menos accidentes en la televisión y en la prensa pero creo que la situación sigue igual”, manifestó la activista Nieves Padilla, de Make the Road. “Tal vez los empleadores tienen más miedo y más precaución porque la prensa está más enfocada en lo que pasa – en casos cuando un trabajador se cae y muere. Pero la falta de protección sigue. Se necesita seguir trabajando para educar a la gente sobre cuáles son sus derechos de protección”, manifestó.

Según Padilla, muchos trabajadores que son víctimas de accidentes hacen sus reclamos pero los negocios los despiden o cambian de nombre y no hacen los pagos. En otros casos, las víctimas no reportan los accidentes por ser indocumentados, lamentó la organizadora.