Romney quiere frenar el empuje de Gingrich

MIAMI, Florida/EFE – Mitt Romney intenta frenar el empuje que le ha dado a Newt Gingrich la victoria en Carolina del Sur y pasó ayer a la ofensiva contra su rival, en coincidencia con un nuevo sondeo que refleja un empate entre ambos en la contienda por la candidatura presidencial republicana en EE.UU.

La victoria de Gingrich en ese estado el sábado ha sacado a la luz el descontento de buena parte de las bases republicanas más conservadoras y de los independientes con Romney, el candidato al que la clase dirigente del partido ve más idóneo para medirse al presidente Barack Obama en los comicios de noviembre.

Además, un nuevo sondeo de la firma Gallup dado a conocer ayer revela que a nivel nacional ambos están prácticamente empatados en intención de voto- Romney tiene un 29% y Gingrich un 28%.

La encuesta, con un margen de error de +/- 3 %, fue realizada entre el miércoles y el domingo pasado con entrevistas a 1.221 republicanos e independientes de tendencia republicana.

En un estilo más combativo de lo que es habitual en él, Romney alertó a los votantes de que Gingrich es “altamente errático”, durante un acto en Tampa (Florida).

El exgobernador de Massachusetts pidió a su rival que revele los detalles de la asesoría que prestó en varios periodos entre 1999 y 2008 al gigante hipotecario Freddie Mac y que devuelva parte de los 1.7 millones de dólares recibidos en honorarios.

Romney sugirió ayer que Gingrich podría haber estado involucrado “en una actividad ilícita de algún tipo”, pero no dio más detalles al respecto.

Durante un acto celebrado también en Tampa, Gingrich apuntó que el exgobernador está diciendo “tonterías desesperadas”.