Dedica nominación a indocumentados

Actor llama a no perder la esperanza y seguir luchando

Es el segundo actor mexicano en ser nominado.
Es el segundo actor mexicano en ser nominado.
Foto: AP

WASHINGTON, D.C. – Ahora los indocumentados están en el corazón de Hollywood. Al menos así pareció ayer, luego que se difundiera la nominación al Óscar como mejor actor, del mexicano Demián Bichir, por su interpretación en la película ‘A Better Life’. En entrevista con la Opinión, el artista enfatizó el orgullo de haber encarnado a Carlos Galindo y su mensaje para todos los que no tienen papeles.

Su nominación, ya ha dado la vuelta al mundo y no es para menos. Bichir está ahora en las ligas de George Clooney, Brad Pitt, Gary Oldman y Jean Dujardin. Todos compitiendo por el ansiado galardón, que se entregará el próximo 26 de febrero en el teatro Kodak de Los Ángeles.

El artista es el primer actor mexicano en lograr este reconocimiento, después de Anthony Quinn, quien alcanzó el Óscar por partida doble como secundario en ‘Viva Zapata!’ (1952) y ‘Lust for Life’ (1956) y fue candidato dos veces más, como protagonista por ‘Wild is the Wind’ (1957) y ‘Zorba the Greek’ (1964).

“Interpreté el rol de 11 millones de personas en la vida real. Ellos no acaparan la atención como yo, pero merecen nuestro respeto y la oportunidad de tener una mejor vida”, declaró ayer el artista en un comunicado.

“Estoy abrumado por tener mi nombre entre el de esos actores increíbles. Esto nunca habría pasado si Chris Weitz (director de ‘A Better Life’) no hubiese sido la cabeza de este filme”, agregó.

Hijo de actriz, director de teatro y hermano de actores, este mexicano de 48 años, está alcanzando la cima en su género, luego de más de 30 años de carrera y de una experiencia personal, donde él mismo vivió en Nueva York sin papeles, por un periodo corto.

Con esta trayectoria y mucho entrenamiento, el actor confesó a La Opinión, que se sintió muy realizado cuando vio el resultado de su trabajo.

“Aumenté mucho peso. Visité a jardineros. A mis paisanos trabajando. Hablé con todos ellos y me enseñaron las destrezas para esa labor, incluyendo escalar árboles”, aseguró en una entrevista realizada en Washington, luego de que se reuniera con Cecilia Muñoz, la ex directora de asuntos intergubernamentales de las Casa Blanca.

El actor interpretó al personaje Carlos Galindo, un inmigrante indocumentado de Los Ángeles, que sobrevive en la clandestinidad haciendo trabajos de jardinería e intenta criar a un hijo adolescente que empieza a tener relación con las bandas callejeras.

“Para interpretar el papel me acordé mucho de cómo era mi padre. Carlos Galindo es como mi padre. Está dispuesto a sobrepasar cualquier obstáculo”, recordó.

“Lo más difícil de interpretar a este personaje, es el enorme viaje emocional que experimenta. Eso lo hizo muy complicado, porque yo personalmente soy mucho más abierto y entonces conservar esta invisibilidad que Carlos necesita para transitar por la vida…. esta manera de ser tan discreta, fue parte de los retos”, dijo.

Bichir insistió en que la película es ahora, un medio para lograr una meta mayor: la legalización de los 11 millones de indocumentados en el país. El actor insistió que desde su perceptiva, éste es un grano de arena, para que quienes toman las decisiones en el Congreso, hagan algo.

“A todos los Carlos Galindo que hay aquí en Estados Unidos y sus familiares, quiero recordarles que somos una raza muy fuerte, que hemos sobrevivido a muchas cosas durante siglos y que esta es una lucha que también vamos a ganar”, enfatizó a La Opinión.