Francia y Turquíaenfrentados por una ley

Estambul/EFE – Las relaciones entre Francia y Turquía se están envenenando a marchas forzadas debido a la ley aprobada ayer en el Senado francés que castiga con multa y cárcel la negación de que la masacre de armenios en 1915, a manos del Imperio Otomano, constituya un genocidio.

En un discurso televisado, el primer ministro turco, Recep Tayyip Erdogan, dijo sin medias tintas que la ley, que aún tiene que ser firmada por el presidente, Nicolas Sarkozy, para entrar en vigor, es “un golpe de Estado contra la libertad de pensamiento”.

La polémica arrancó el 22 de diciembre pasado, cuando la Cámara baja francesa votó a favor de la ley y Ankara respondió llamando a consultas al embajador de París y cancelando con efecto inmediato varios acuerdos bilaterales, como el derecho de los buques militares galos a atracar en puertos turcos. Erdogan anunció entonces la preparación de un segundo paquete de medidas que iban a aplicarse si el proceso de aprobación de la ley seguía adelante.