Rubia vuelve a acorralar a De la Hoya

La modelo Angélica Marie Cecora, está demandando al ex boxeador por $5 millones

Rubia vuelve a acorralar a De la Hoya
La modelo Angelica Marie Cecora, junto a su abogado Tony Evan, acusó al boxeador Oscar de la Hoya de asalto y tenerla en cautiverio en contra de su voluntad.
Foto: Humberto Arellano / EDLP

Nueva York – Un juez de la Corte Suprema está decidiendo si continuará la demanda de una modelo contra el ex boxeador Oscar De la Hoya.

La modelo Angélica Marie Cecora, está demandando al ex boxeador por $5 millones por lo que alegadamente sufrió en el transcurso de una noche con el “niño dorado” en el Hotel Ritz Carlton de Nueva York, en marzo del 2011. La demanda acusa al boxeador de retenerla en contra de su voluntad, asalto y angustia emocional.

Cecora, de 25 años, alega que fue retenida, obligada a tener sexo “extremo” y tuvo que pagar una cuenta de hotel de $1,500 que le pertenecía a De La Hoya, tras la fiesta en la que supuestamente hubo exceso de alcohol y cocaína.

“[Esa noche] fue una experiencia terrible que desafortunadamente tengo que volver a vivir”, dijo Cecora, una mujer bajita de pelo rubio, quien compareció en la Corte Suprema ayer junto con su abogado. “Oscar parecía ser una persona amable y sincera. Las cosas tomaron un giro inesperado. […] Oscar se aprovechó de mí en todas las formas posibles”, manifestó.

Los abogados del boxeador y la modelo comparecieron en la Corte Suprema en Manhattan, en el 60 de la Calle Centre, ayer en la tarde. En el transcurso de la audiencia, los dos abogados presentaron peticiones al Juez Paul Wooten.

El abogado de De La Hoya, Judd Burstein, pidió al juez que desestimara la querella, ya que Cecora admitió que tuvo sexo consensual con el boxeador, se quedó voluntariamente en la habitación y llamó a su amiga, quien vino al hotel y participo en actos sexuales.

El abogado negó las alegaciones de asalto: “Él viene y pide sexo tres veces. Ella dice que no, y él se va”, dijo. Igual, el abogado mantuvo que su cliente no retuvo a la modelo ya que ella se quedó a dormir y al próximo día, al descubrir que De La Hoya se había ido, Cecora bajó al spa del hotel para intentar a hacerse un tratamiento cosmético y volvió a la habitación.

“Nunca ha habido un caso más frívolo”, concluyó Burstein, quien criticó fuertemente a la modelo por contar su versión de los hechos a los medios para “hostigar y humillar” a De La Hoya. Según la modelo, el ex boxeador, intoxicado de cocaína, se puso los calzones de la mujer y le pidió que inyectara la droga en su trasero.

“Oscar De La Hoya ha cometido errores. Ha completado un programa de tratamiento [por drogadicción]. Está muy bien ahora”, señaló su abogado.

A la vez, el abogado de la modelo, Tony Evans, introdujo una petición a la corte en que señala que el abogado de la defensa se interpuso en el caso e intentó callar a Cecora antes de que la demanda fuese presentada, ofreciéndole $6,000. “Los abogados de De La Hoya estaban involucrados en un intento de tapar lo que sucedió”, dijo Evans a El Diario.

El juez Wooten concluyó que revisaría las peticiones. El juez tiene 30 días para determinar si el caso seguirá adelante.

“Pensamos que el juez no desestimará la demanda”, dijo Evans, el abogado de Cecora, después de la audiencia.

De La Hoya, de origen mexicano, que nació y se crió en California, no estuvo presente.