Chevron pierde apelación en EEUU

Tribunal asegura que juez de NY erró al bloquear fuera de Ecuador millonaria multa
Chevron pierde apelación en EEUU
En foto de archivo, niños juegan en un río donde las tuberías de petróleo corren por encima de la superficie en la provincia de Sucumbíos en Ecuador.
Foto: AP

Nueva York/EFE – Un tribunal de apelaciones de Estados Unidos rechazó ayer una decisión previa de un juez de Nueva York que había bloqueado la millonaria indemnización impuesta a la petrolera Chevron por un juzgado de Ecuador en un caso de contaminación medioambiental en la Amazonía ecuatoriana.

Un panel de tres jueces del Tribunal Federal de Apelaciones del Segundo Circuito emitió un nuevo fallo en el que asegura que el juez Lewis Kaplan erró en marzo del año pasado al bloquear fuera de Ecuador la aplicación de la multa de 18.000 millones de dólares contra la petrolera estadounidense.

Los tres magistrados aseguran en su fallo, al que tuvo acceso Efe, que Chevron sólo podría desafiar la indemnización si los demandantes emprenden acciones para que se ejecute la sentencia y se obligue a la petrolera a desembolsar el dinero, algo que todavía no han hecho “y que puede que no hagan nunca en Nueva York”.

“Es un asunto particularmente grave que un juzgado de un país declare que el sistema judicial de otro país es tan corrupto o injusto que sus fallos no deben ser respetados”, asegura el panel de jueces, que confirma así su decisión de septiembre pasado de anular el bloqueo emitido por Kaplan.

Los representantes de los demandantes en EE.UU. celebraron el fallo del tribunal de apelaciones al considerar que “corrige” una “grave injusticia” contra la población de la Amazonía ecuatoriana, ya que “reprende” las tácticas legales “abusivas” de la petrolera para “denigrar” a los que sufren las consecuencias de la contaminación.

“Cuando se ejecute la sentencia, será todavía más evidente que el único fraude cometido es por parte de Chevron”, indicó la portavoz de los demandantes, Karen Hinton, quien reiteró que la empresa obtuvo grandes beneficios “a costa de vidas humanas”, y que manipuló pruebas y lanzó una campaña de desinformación.

Pos su parte, la petrolera dijo en un comunicado que se trata sólo de un fallo de procedimiento e insistió que hay “amplias evidencias de fraude” en el caso que se sigue en los tribunales en Ecuador, y que continuará con sus reclamos contra los demandantes de Lago Agrio y sus abogados.

Chevron, que la semana pasada apeló ante la Justicia ecuatoriana el fallo que ratificó la millonaria indemnización, recordó que el caso también está en manos de un tribunal de Arbitraje de La Haya que ayer mismo recordó a Ecuador que está obligada a detener la ejecución de la sentencia mientras continúa el arbitraje.

“Creemos que este procedimiento corrupto no podrá aplicarse en ningún país que respete el imperio de la ley por lo que seguiremos defendiendo nuestros intereses contra cualquier intento de que se haga cumplir este procedimiento fraudulento”, añadió la petrolera en el mismo comunicado.

Un juzgado ecuatoriano condenó en febrero de 2011 a Chevron a pagar una millonaria indemnización por los daños ambientales que ocasionó la petrolera Texaco en la Amazonía entre 1964 y 1990, una empresa que fue posteriormente adquirida por la ahora segunda mayor petrolera de Estados Unidos.

La multa, considerada la más cuantiosa de la historia por una cuestión medioambiental, es resultado de un caso judicial iniciado en 1993 por el que comunidades de la Amazonía ecuatoriana, tuteladas por abogados estadounidenses, demandaron a Texaco por la contaminación.

Sin embargo, Chevron insiste en que ambas partes habían alcanzado previamente un acuerdo que exoneraba a Texaco de responsabilidades ambientales futuras, y cree que en el juicio en Ecuador los abogados de los demandantes falsificaron datos y presionaron a peritos científicos para encontrar contaminación.