Crisis empaña jubilación de neoyorquinos

Cada vez más residentes en la Gran Manzana ven alejarse posibilidad de un retiro digno
Crisis empaña  jubilación de neoyorquinos
Teresa Ghilarducci, del Centro Schwartz for Economic Policy Analysis, indica que sólo un porcentaje pequeño de neoyorquinos están preparados para su jubilación, durante una conferencia de prensa ayer en The New School, en Manhattan.
Foto: Humberto Arellano / EDLP

Nueva York.- Un creciente número de neoyorquinos no está preparado económicamente para retirarse, según un estudio divulgado ayer por la oficina del contralor de la ciudad de Nueva York, John Liu.

Una situación que se evidencia más dado el descenso en el patrocinio de empleadores de los planes de jubilación que, según sugiere el estudio, pone en peligro la seguridad del retiro, lo que podría traer como consecuencia un mayor número de residentes experimentando una dramática caída en sus niveles de vida.

El estudio, titulado ¿Están los neo- yorquinos listos para la jubilación?, encontró que entre 2000-2009, el porcentaje de empleados en Nueva York que tenían acceso a planes de retiro patrocinados por el empleador se redujo de 48% a 40% – por debajo de la media nacional, que es del 53% (2009).

El informe también halló que los empleadores están cada vez menos dispuestos o en condiciones de patrocinar las pensiones – una tendencia que afecta a los neoyorquinos de casi todas las edades y grupos salariales.

Los empleadores han desempeñado un papel integral en el sistema de jubilación de los EE.UU.. Ellos han contribuido a los planes de jubilación de su empleados como parte de un paquete de beneficios diseñados para atraer y mantener a los trabajadores calificados y aliviar la carga de ahorrar para el retiro. Sin embargo, en el 2009, sólo el 35% de los trabajadores de la ciudad de Nueva York participaron en un plan de jubilación ofrecido por el empleador.

Pero, la crisis de la jubilación no distingue raza, etnia o género.

En particular, los hispanos vieron reducirse su oportunidad para participar en un plan de jubilación patrocinado de un 35% en el 2000 al 30% en el 2009. Sólo los asiáticos tienen un menor porcentaje (26%) que los latinos. Los hombres sufrieron una mayor pérdida en el patrocinio (21%) que las mujeres (12%), al igual que los no ciudadanos (un 36%) en comparación con los ciudadanos (15%).

“Es una preocupación importante de las política pública cuando una proporción tan elevada de la fuerza laboral no tiene suficiente dinero en sus años de jubilación”, dijo Liu. “Este informe centra la atención en la necesidad de ayudar a los trabajadores, tanto del sector público y privado, a prepararse adecuadamente a lo largo de su carrera profesional para su eventual retiro”.