Inquebrantable la concentración

Inquebrantable la concentración
Victor Cruz (der.) y Eli Manning (al fondo, a la izquierda) atienden a los medios ayer en East Rutherford, New Jersey.
Foto: AP / Julio Cortez

NUEVA YORK – Los Giants de Nueva York no miran al pasado, su enfoque está en lo que viene: el Super Bowl XLVI a disputarse en Indianapolis el 5 de febrero.

El conjunto dirigido por el entrenador Tom Coughlin y comandado por Eli Manning sabe lo que es disputar el título máximo de la NFL. Y más si enfrentarán a los Patriots de New England, el rival al que derrotaron hace cuatro años en esa misma instancia.

Conscientes de que no quedan muchos días antes de volar hacia Indianapolis (el lunes), los Giants intensifican esta semana sus prácticas, en su centro de entrenamiento en East Rutherford, New Jersey.

El objetivo inmediato de los campeones de la Conferencia Nacional es quedar listos para su nuevo enfrentamiento con el equipo representativo de New England, al que vencieron 24-20 en el Gillette Stadium cuando expiraba el partido del 6 de noviembre pasado.

En el choque del domingo 5 de febrero (6:30 p.m. – Tv: NBC) está en juego mucho más que el trofeo Vince Lombardi.

Para los Patriots, el Super Bowl XLVI es una oportunidad de revancha.

La primera espina que los dirigidos por Bill Belichick, el entrenador en jefe de los Patriots, intentarán sacarse es la derrota de hace cuatro años, cuando esperaban coronarse invictos, pero se quedaron cortos.

Habiendo terminado la campaña regular del 2007 con marca perfecta de 16-0, tras descansar la semana de comodines, se impusieron a los Jaguars de Jacksonville (31-20) y a los Chargers de San Diego (21-12) llegando a Arizona como favoritos para ganar el Super Bowl XLII, que acogía el estadio de la Universidad de Phoenix el 3 de febrero del 2008.

Tanto era el entusiasmo y la convicción de que el equipo comandado por Tom Brady coronaría invicto una temporada magistral, que llegó a imprimirse un libro reseñando la hazaña… que, obviamente, nunca se hizo realidad… y todo por culpa de unos ‘atrevidos’ Giants que se impusieron 18-14, ganaron su tercer título de Super Bowl e hicieron trizas las ilusiones del equipo y fanáticos de New England.

La obra titulada “19-0: The Historic Championship Season of New England’s Unbeatable Patriots” (’19-0: La histórica temporada de campeonato de los invencibles Patriotas de Nueva Inglaterra’), nunca llegó a venderse a pesar de la gran demanda que había generado.

Al contrario, Triumph Books, la editorial que imprimió el libro “19-0”, tuvo que publicar una obra detallando la victoria del equipo neoyorquino, titulada “Road Warriors: The NY Giants’ Incredible 2007 Championship Season” (‘Guerreros fuera de casa: la increíble temporada de campeonato de los Gigantes de Nueva York en el 2007’).

Para los Giants, eso y su triunfo del 6 de noviembre del 2011, quedaron ya en los libros de la historia.

Eli Manning, el mariscal de campo de los Giants, no piensa en Brady, ni en una eventual celebración, ayer dijo que sólo se mantiene enfocado, como el equipo.

Tras haberles ganado en Foxborough, “ahora tenemos un plan de juego, tenemos más video… Pienso que nos mantenemos enfocados… no estamos pensando en la celebración, o en el desfile de confeti. Sólo piensas en jugar el partido, en la estrategia, cosas que pueden ocurrir, las decisiones que debes tomar”, manifestó Manning.

“Pienso que es importante que todo el mundo mantenga ese enfoque”, agregó el quarterback de Nueva York, quien espera sacar provecho de la experiencia acumulada en cuatro años.

“Creo que he mejorado en esos cuatro años. He trabajado muy duro para convertirme en un mejor mariscal de campo, tomar mejores decisiones y ser un mejor líder”, destacó Manning.

Aunque jugarán en el estadio de los Colts, el equipo de su hermano Peyton -por ahora- Eli reitera que sólo se mantiene enfocado en el Super Bowl.

“En el último partido de la temporada, siempre quieres jugar al más alto nivel”, acotó el hermano menor de los Manning.

nube.urgiles@eldiariony.com