Compadecen a la comunidad latina

Residentes de East Haven se solidarizan con los hispanos discriminados
Compadecen a la comunidad latina
Luis Rodríguez, dueño de la tienda Los Amigos Groceries, en East Haven, confía en que la situación para los latinos de la zona va a mejorar.
Foto: Jesse Rogers

East Haven, Conn.- A pocos días del arresto de cuatro policías de la ciudad de East Haven por actos de discriminación y acoso en contra de la comunidad latina, miembros de esta comunidad dicen haber encontrado nuevas fuentes de apoyo en los residentes de la ciudad.

A pesar de acusaciones de discriminación sistemáticas, las cuales fueron objeto de una investigación federal sobre violaciones a derechos civiles iniciada en 2009, comerciantes y residentes latinos dijeron que la crisis ha acercado a la comunidad latina con sus vecinos, en su mayoría de ascendencia italiana.

“Cuando sucedieron los eventos, diversos miembros de la comunidad vinieron a mi local para darme la mano y decirme que no estaban de acuerdo con los actos de la policía”, dijo Pedro Gutiérrez, dueño de Guti’z Bakery en East Haven y originario de Ecuador.

Gutiérrez afirma que los actos de la policía no representan las relaciones que existen entre la creciente comunidad latina y los otros grupos étnicos en la ciudad.

“Pienso que quienes dirigen la [ciudad] deben tener un mejor acercamiento con los inmigrantes de la ciudad para darnos una oportunidad de conocernos”, dijo Gutiérrez, refiriéndose a su diversa clientela.

En una de las mesas, Yajaira Mera de Ecuador conversaba con Verónica Lu, Peruana y antigua residente de East Haven, sobre la diferencia en cómo la tratan cuando está con su esposo, estadounidense de Saint Louis.

“La policía no cambiará por si misma, habrá que cambiar su mentalidad desde afuera”, dijo Mera, sugiriendo que los policías deben ser educados sobre el respeto a todos los individuos.

Pero Marcia Chacón, dueña de la tienda y mercado “My Country Store”, no está segura de que las buenas relaciones entre las dos comunidades pueda conducir a cambios sustanciales en la forma en que la policía trata a los latinos. Según el reporte realizado por el Departamento de Justicia Federal, en el estacionamiento de la tienda “My Country Store” se llevaron a cabo arrestos ilegales y detenciones.

“Hemos recibido el apoyo de muchas personas, no solo latinas, y ya no tenemos la presencia de los policías afuera de la tienda,” comentó Chacón. “Por ahora ha mejorado muchísimo, ha vuelto a la normalidad, pero yo no sé si es cambio o si solo se calmaron bajo una investigación.”

Luis Rodríguez, propietario del mercado Los Amigos Groceries, se mostró más optimista. “Yo pienso que esto va a parar porque el gobierno federal ha tomado cartas en el asunto y este fue un ejemplo para todas las comunidades.”

Como Gutiérrez, Chacón cree que la solución debe comenzar con un cambio en el liderazgo del alcalde, ya que de cara al arresto de los policías, éste ha respondido con comentarios ofensivos hacia la comunidad latina.

“Si el jefe de este pueblo nos discrimina no sé cómo las cosas serán en el futuro, si esto representa un cambio sustantivo o no”, indicó Chacón.

En comentarios en los medios, el alcalde Joseph Maturo respondió a la pregunta de cómo puede ayudar a los latinos diciendo que se iría a “comer tacos”.

Respeto a los comentarios del alcalde, Gutiérrez expresó su acuerdo. “Con los comentarios que él nos dio no nos vamos a sentir representados,” comentó. Para mejorar la situación, el alcalde “debe tener otras acciones como darnos una oportunidad de acercarnos, o invitarnos a una asamblea para que nos sintamos bienvenidos allá.”

A lo largo de Main Street, la avenida principal de East Haven, el ambiente por el momento parecía ser de calma.

“Ya no tenemos la presencia de la policía afuera de las tiendas, estamos más tranquilos”, dijo Chacón.