Cura se fue de ‘retiro espiritual’ en el Concordia

Roma/AP – Un sacerdote italiano que dijo a sus feligreses que se iba una semana de retiro espiritual ha sido descubierto entre los supervivientes del naufragio del crucero Costa Concordia por un mensaje colgado por su sobrina en una red social.

El cura, Massimo Donghi, había comunicado a los fieles de su parroquia en Besana Brianza, en la región Lombardía, que iba a meditar unos días, cuando en realidad embarcó con su madre y su sobrina en el crucero que naufragó el pasado día 13 frente a la isla italiana de Giglio, informó ayer el diario “Corriere della Sera”.

El paradero real del religioso fue desvelado horas después del naufragio por la joven, quien recién llegada a tierra escribió en la red social Facebook que su abuela, su tío y ella se encontraban a salvo.

La sobrina del cura explicó que la familia consiguió ponerse a salvo al subirse en una lancha salvavidas que los trasladó a la isla de Giglio, como hicieron tantos otros supervivientes.

Los feligreses de la parroquia se han quedado muy sorprendidos por la noticia y ahora piden explicaciones al sacerdote que les mintió.

Mientras se trabaja para extraer las 2,300 toneladas de carburante de las bodegas del “Costa Concordia”, aún no se ha decidido qué hacer con los miles de litros de “venenos”, como detergentes o insecticidas, que también naufragaron con el crucero y que amenazan a una de las áreas marinas más importantes de Italia.

El responsable de la Protección Civil italiana, Franco Gabrielli, comunicó ayer la larga lista de todo el material que albergaban los almacenes del buque y que Costa Cruceros, la naviera propietaria del barco, ha enviado.