Narcos boricuas con los días contados

Candidato a gobernador de PR la emprenderá contra los delincuentes en la isla
Narcos boricuas con los días contados
El candidato a Gobernador de Puerto Rico por el Partido Popular, Alejandro García Padilla, habló en una junta editorial con El Diario-La Prensa sobre sus planes para atajar la criminalidad que azota a la isla.
Foto: Humberto Arellano / EDLP

Nueva York.- “Yo no vengo ni a justificar a los populares, ni a culpar a los penepés”. Así se presenta el candidato a gobernador de Puerto Rico por el opositor Partido Popular Democrático (PPD), Alejandro García Padilla, quien sin embargo no pudo explicar su plan anticrimen sin lanzar dardos contra el actual Gobernador de la isla.

En su visita a El Diario La Prensa – una de las últimas paradas de su viaje a Nueva York y New Jersey -, García Padilla discutió su plan de seguridad y algunas ideas para reactivar la economía y la educación pública de la isla.

De ganar las elecciones, él asumirá las riendas de un país en crisis, donde se reportan 30 asesinatos por cada 100 mil habitantes; que enfrenta una disminución poblacional por primera vez en 100 años; con una tasa de desempleo de 17% y en el cual se han perdido más de 150 mil plazas de trabajo. Paralelamente, el negocio de la droga emplea a 184 mil personas.

Su estrategia anticrimen incluye acciones para regular la tenencia y venta de armas. Además, activará la Guardia Nacional, pero “no para meterla en los caseríos (proyectos de vivienda públicos) sino para proteger las costas y muelles y frenar la entrada de la droga”.

Integrará las funciones de la Policía estatal y municipal para no duplicar esfuerzos, así como prevé pagar las deudas salariales y establecer un programa de capacitación para los agentes. “Necesitamos una gran inversión en tecnología y equipos, así como crear los mecanismos institucionales para ser más efectivos”, puntualizó.

“Mi plan de seguridad está pensado para dar cambios rápidos”, aseguró, comprometiéndose a que tan pronto gane desmantelará los 1,600 puntos de droga que hay en la isla. “A los narcos les quedan 10 meses en Puerto Rico”, amenazó.

Al preguntársele de dónde saldrán los fondos para concretar su propuesta, García Padilla aseguró que la isla cuenta con recursos, pero que están siendo mal administrados por el gobernador Luis Fortuño. “Han gastado $900 millones en asuntos no prioritarios como publicidad, contratos de asesoría y obras que no tienen permisos, como un gasoducto que nadie quiere”.

A su juicio, el aumento de la criminalidad está directamente ligado con escasez de puestos de trabajo y la ineficiencia del sistema educativo. Por eso, su enfoque del problema anticrimen contempla “reforzar la educación comunitaria para ofrecer opciones de uso del tiempo libre, reparar las fallas estructurales del sistema educativo y crear oportunidades para que niños y jóvenes no abandonen la escuela”. Asimismo, pondrá en marcha un plan contra la violencia de género.

En cuanto a su plan económico, García Padilla destacó que busca “ampliar la base industrial puertorriqueña y la base de creación de riqueza”. Su blanco serán las empresas vinculadas con la seguridad nacional, las cuales deben producir mercancías como armamento, medicinas y textiles en territorio americano para ser vendidos a Estados Unidos. “Tenemos ventajas competitivas por no ser un estado en el que opera el sistema contributivo federal. Por eso, (Puerto Rico) puede darle un trato contributivo distinto a esas empresas”, explicó.

Otra arma de combate contra el desempleo será el turismo, específicamente el médico, ya que la isla ofrece servicios “con calidad estadounidense y precios de Asia”.