Arrestan a 626 durante operativos contra delincuentes en Guatemala

Guatemala/EFE – El Gobierno de Guatemala ha capturado a 626 personas y decomisado 155 armas de fuego en los primeros doce días de trabajo de las fuerzas de tarea creadas para combatir la violencia por el presidente Otto Pérez Molina, informaron ayer fuentes policiales.

Las capturas son algunos de los primeros resultados de las fuerzas de tarea que instaló el presidente el pasado 17 de enero, tres días después de asumir la Presidencia, cuando removió al director de la Policía Nacional Civil (PNC), Jaime Otzín y en su lugar nombró a Gerson Oliva.

Fuentes de la PNC explicaron ayer a periodistas que los operativos han dado como resultado la captura de 626 personas acusadas de diferentes delitos, la incautación de 155 armas de fuego y la recuperación de 55 vehículos y 31 motocicletas que habían sido robadas a sus propietarios.

Pérez ha instalado cinco fuerzas de tarea policiacas que tienen como fin combatir los secuestros, feminicidios, el sicariato (asesinatos por encargo), las extorsiones y el robo de vehículos y teléfonos celulares.

Además, el pasado 20 de enero instaló en puntos estratégicos de carreteras del interior del país y por tiempo indefinido, 32 retenes encabezados por militares.

Por otro lado, en declaraciones que publica la prensa local, Pérez Molina, un general retirado, anunció que en los próximos días hará un despliegue y reubicación de la Policía Nacional según el nivel de violencia de cada área.

Según el mandatario, el 50% de los crímenes ocurren en el departamento de Guatemala, que incluye la capital, y en los municipios sureños de Mixco, Villa Nueva y Amatitlán.

El presidente aseguró que va a actuar en contra de los grupos de pandilleros, a quienes les atribuye la mayoría de crímenes y el 98% de las extorsiones que ocurren en el país.

Según Pérez Molina, el 60 % el sicariato también es cometido por las denominadas “maras”. “Si quieren actuar con violencia en estos días, no nos vamos a dejar intimidar y vamos a actuar”, advirtió el jefe de Estado, y sostiene que van a llegar a los más alto de estas organizaciones criminales.