Conductores drogados en la mira de la ley

ALBANY, N.Y. – El gobierno federal debe ayudar a los departamentos de Policía en todo el país a obtener las herramientas y capacitación necesarias para atacar el flagelo creciente de los conductores bajo la influencia de drogas, dijeron ayer dos senadores estadounidenses.

Los senadores Charles Schumer, de Nueva York y Mark Pryor, de Arkansas, propusieron que los fondos federales en un proyecto de ley de financiamiento vial sean utilizados para investigación y entrenamiento policial.

Los legisladores manifestaron que la Policía no dispone de equipo y pocos tienen la capacitación adecuada para identificar a los conductores drogados, que no muestran los mismos signos externos de intoxicación que los que manejan ebrios, tales como dificultad para hablar.

“La Policía necesita una tecnología como el alcoholímetro que ayude a identificar a conductores bajo la influencia de drogas en el lugar donde son detenidos, – antes de que causen un daño irreparable”, dijo Schumer.

“Con el crecimiento explosivo del consumo de drogas de prescripción es vital que las autoridades locales cuenten con las herramientas y la capacitación necesaria para identificar a aquellos que conducen bajo la influencia de narcóticos para sacarlos de la carretera”, agregó.

Schumer enfatizó que en Nueva York los arrestos por conducir drogado subieron un 35% desde 2001, pero el legislador aseguró que ese es sólo una fracción de los casos.

Los demócratas citaron un informe federal de 2009 en el que 10.5 millones de estadounidenses reconocieron que habían conducido drogados.

Schumer añadió que el esfuerzo es motivado en parte por dos accidentes fatales ocurridos en diciembre en la ciudad de Nueva York en el que murieron dos niños – uno de 5 años y otro de 4. Las autoridades investigan la posibilidad que el abuso de medicamentos recetados esté vinculado a los casos.