Hugo Chávez ordena recuperar las tierras

Hugo Chávez ordena recuperar las tierras
El presidente venezolano Hugo Chávez (d) saluda a un campesino durante parte de su programa dominical 'Aló Presidente' desde la localidad de Santa Ana.
Foto: efe

Caracas/EFE – El presidente venezolano, Hugo Chávez, dijo ayer que su país cuenta con 17 millones de hectáreas para el desarrollo cárnico y lechero, pero que el Estado solo controla 800,000 hectáreas, y ordenó actuar para aumentar esa cantidad.

El Estado tiene actualmente el control de 800,000 hectáreas y “eso es muy poco (…), apenas 5 % aproximadamente, por eso tenemos que avanzar en la recuperación de las tierras con mayor velocidad”, dijo en su programa dominical Aló Presidente, que transmite la red estatal de emisoras de radio y televisión.

En ese fin debe participar la Fuerza Armada Bolivariana (FANB), el Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV), instancias de las cuales es la primera autoridad, y contar con “el apoyo del poder local, de los alcaldes y los gobernadores” regionales, porque el problema se soluciona desde “debajo, desde lo local”, sostuvo.

“Estoy dando instrucciones, órdenes”, y los generales y los alcaldes, insistió, “tienen que tener el mapa de dónde está la tierra desocupada, inculta, ociosa o subutilizada y allá tenemos que ir”. Chávez dedicó su programa al asunto y en este contexto informó que el vicepresidente del Ejecutivo, Elías Jaua, dirigirá a partir de ahora el Ministerio de Agricultura y Tierras en sustitución de Juan Carlos Loyo, de quien dijo que afronta problemas de salud.

Loyo dijo que el pasado 16 de enero que el Gobierno entregó el año pasado 32,000 títulos de adjudicación de tierras a organizaciones campesinas sobre 1,037 millones de hectáreas de tierras ganaderas y también agrícolas.

A diferencia de los títulos tradicionales de propiedad, los de adjudicación prohíben la “enajenación indebida” de las tierras, explicó Loyo ese día.

El Gobierno ha expropiado desde que Chávez llegó al poder en 1999 una cantidad superior a los 3,6 millones de hectáreas, según cifras publicadas en diciembre por el Ministerio de Agricultura y Tierras.

Un porcentaje no especificado de ellas corresponde a expropiaciones decididas por el Instituto Nacional de Tierras (INTI), que principalmente paga indemnizaciones por obras físicas en las propiedades y no por las tierras en sí, alegando falsificaciones de documentos sobre el origen de las fincas.