¿Cuán nocivo es el Cross Bronx?

Un par de hispanos lanzan plan para medir el impacto ambiental de la autopista

¿Cuán nocivo es el Cross Bronx?
Foto: Fotos: Jose Acosta / EDLP

NUEVA YORK – Dos hispanos del sur de El Bronx quieren poner una señal de alto a la polución que causa la autopista Cross Bronx..

William Rivera y Luis Sepúlveda crearon en septiembre la “Cross Bronx Initiative”, un proyecto que busca conseguir el apoyo necesario para realizar un estudio integral sobre el impacto que la congestionada arteria vial tiene en la salud, seguridad y viabilidad comercial del sur de El Bronx.

El Cross Bronx Expressway, por donde pasan unos 180 mil vehículos cada día, es la vía más congestionada de la nación y, debido a la polución que gener, se cree que es uno de los causantes de los altos niveles de asma que se registra en esa zona de la ciudad.

“En este momento estamos buscando el respaldo de universidades, grupos comunitarios, oficiales electos, agencias privadas y municipales en El Bronx, en la ciudad y el estado de Nueva York para realizar el estudio”, dijo Rivera. “El Cross Bronx es la vía más congestionada de la nación, con un promedio de 160 horas de tráfico congestionado a la semana, y cerca de 180 mil vehículos circulando por día, un 60% comercial. El daño medio ambiental que causa esta avenida, la inseguridad debido a la congestión, está afectando a la comunidad y ya es tiempo de buscarle solución”, agregó Rivera.

Una de las soluciones a largo plazo sugerida por los expertos, según dijo Rivera, es la construcción de un túnel para aliviar el tránsito, y a corto plazo es colocar, como en Europa, filtros en el tubo de escape para evitar la emisión de partículas diesel.

George Rodríguez, presidente de la Junta Comunitaria 1, dijo que la polución que produce el Cross Bronx, y el congestionamiento de la vía, afectan a las comunidades del sur de El Bronx y espera que le pongan atención a la Cross Bronx Initiative como una forma de buscarle solución al problema.

El Cross Bronx atraviesa el distrito senatorial 32, del senador estatal Rubén Díaz, quien reveló que su oficina está trabajando junto con Rivera y Sepúlveda en la busca de soluciones al problema.

“Nosotros estamos respaldando la Cross Bronx Initiative”, dijo Díaz. “El sur de El Bronx tiene los índices más altos de asma y enfermedades pulmonares de la nación, y el alto tránsito de vehículos que circulan por el Cross Bronx lo que ha hecho es aumentar el riesgo de contraer estas enfermedades”, dijo Díaz.

Partículas aerotransportables como polvo, hollín y humo, que miden menos de 2,5 micrómetros de diámetro son lo suficientemente pequeñas para albergarse profundamente en los pulmones, y pueden provocar asma agravada y otros problemas respiratorios.

Funcionarios de la Agencia de Protección Ambiental de los Estados Unidos, EPA, dijeron que estas partículas finas -una significativa porción de las cuales proviene de las emisiones de motores diesel-, provocan la muerte prematura de unas 15 mil personas cada año en todo el país.

El sur de El Bronx tiene el más alto porcentaje de hospitalizaciones por asma en la ciudad.

Un estudio realizado por la Universidad de Nueva York, NYU, de 2002 a 2005, encontró que la exposición diaria a partículas finas del grupo de 10 niños del sur de El Bronx que participaron en la investigación, excedió los estándares de la EPA.

El Cross Bronx fue construido por Robert Moses entre 1948 y 1972, empieza en el puente Alexander Hamilton sobre el río Harlem, atraviesa El Bronx sirviendo de vía a la I-95, y termina en el Throgs Neck Expressway. Se calcula que muchos de los camiones que circulan por la vía vienen del puerto de Nueva Jersey.