Demi no quiere ayuda

Entiende que sus problemas son espirituales.
Demi no quiere ayuda
Demi Moore
Foto: EFE

Demi Moore prefiere recibir ‘consejo espiritual’ antes que rehabilitación.

La guapa actriz sigue sin querer ingresar en un centro para tratar su anorexia y abuso de sustancias a pesar de haber sido hospitalizada la semana pasada tras haber sufrido un ataque durante una fiesta de cumpleaños en su domicilio de Beverly Hills.

Sus tres hijas, de entre 16 y 23 años, están a favor de que su madre reciba tratamiento.

“Demi necesita ayuda pero no está preparada todavía para recibirlo. No quiere ingresar en rehabilitación ni aunque sus hijas quieran, sobre todo Rumer (la mayor), que estaba en casa y la vio con las convulsiones. Demi cree que sus problemas son emocionales y que no necesita rehabilitación”, contó una fuente a HollywoodLife.com.

En lugar de rehabilitación Demi – que había fumado “algo” en la fiesta antes de tener el desmayo, y que se ha vuelto dependiente del Red Bull y algunos fármacos – ha venido recibiendo “consejo espiritual” desde que fue dada de alta del hospital la semana pasada.

Actualmente está en “paradero desconocido” mientras se recupera.

Por su parte, Rumer y Tallulah están viviendo con su padre Bruce Willis, y Scout se encuentra estudiando en la Universidad de Brown, en Rhode Island.