Desde mi TV

El comediante mexicano Fernando Arau regresa a la pequeña pantalla.

El ex conductor que se hizo famoso en este país por su participación en Despierta América es otra estrella que formará parte de las filas de Azteca América.

Aunque todavía la cadena no ha dado detalles del nuevo programa de Arau, lo están anunciado en comerciales que aseguran que el estreno será próximamente.

Parece que Arau es parte de los cambios de la televisora, que además de la inclusión del nuevo show de Marta Susana, incluyen cambios de horarios con programas como Ventaneando América que se mieitrá a las 3:00 p.m. ¿Será por eso que el programa últimamente ha sido emitido como un pantalón mal arremendado al editar noticias de sopetón, y por eso no le han prestado atención a lo que sale al aire repetiendo notas de días anteriores? La audiencia hispanoparlante se merece algo mejor que eso.

Son famosas y han logrado la fama pero, hasta ahora, ni Christina Aguilera ni Jennifer López parece que han podido hablar español.

La primera está participando en una campaña promocional con Telemundo para motivar a que los hispanos sintonicen el programa The Voice, en el que ella es jueza, demostrando que, a pesar de ser una gran cantante, su voz se resiste aún a dominar el español.

López, por su parte, goza de gran éxito y a diferencia de Aguilera tuvo más posibilidades de aprender español por este ser el lenguaje materno de sus padres. Pero no, tampoco lo habla bien, como lo demostró en el primer capítulo de ¡Q Viva! The Chosen.

Ambas tienen el suficiente dinero para pagar a un tutor privado de ser necesario. Como buenas empresarias deben de saber que ser bilingües no solo las ayudará a comunicarse mejor con la prensa y el público, sino que también puede convertirse en más dinero en su bolsillo. Pero bueno, quizás, “yo no hablo español” se escucha más cool para celebridades como ellas y solo “tratan” de hablarlo cuando les conviene.

Una familia con suerte es sin duda la peor telenovela de los últimos 12 meses, sino la peor de varios años.

Más que una especie de tributo a El premio mayor que hizo famoso al personaje de Huicho Domínguez, rol de Carlos Bonavides, esta telenovela si se le puede decir así, es una larguísima serie cómica en la que las personas de origen humilde son ridiculizadas de lunes a viernes por no tener educación, no saber vestir ni hablar bien y usar palabras que más que vulgares o de mal gusto son simplemente de vergüenza.

Espero que muy pronto llegue el día en que las frases del personaje de Arath de la Torre no sean escuchadas en televisión.

Oh, casi lo olvidaba, Joan Sebastian retomará su carrera de actor con un tipo de secuela de la telenovela Tú y yo, con Maribel Guardia como invitada especial. Así que las malas producciones continúan.