EEUU tiene dudas sobre salud de Chávez

EEUU tiene dudas sobre salud de Chávez
Hugo Chávez habla con los periodistas en Caracas.
Foto: efe

WASHINGTON – Los servicios estadounidenses de espionaje tienen dudas sobre la salud de Hugo Chávez, pese a que el mandatario venezolano ha dicho estar curado de un cáncer.

El director nacional de Inteligencia James Clapper señaló sobre Chávez en una intervención por escrito en el Senado que “no hay otro líder que pueda igualar su carisma, fuerza de personalidad o capacidad de manipular el debate político o las políticas públicas en caso de que él no pueda ser candidato de nuevo”.

“Su fracaso en preparar a otros para liderar su Partido Unido Socialista de Venezuela (PSUV) significa que cualquier sucesor adolecería de su estatura”, agregó.

“Chávez anunció que ya no tiene cáncer, pero aún hay dudas sobre su salud”, dijo Clapper en una sección dedicada a América Latina en su intervención por escrito, en la que evalúa las principales amenazas a la seguridad estadounidense durante 2012.

Chávez, de 57 años, se sometió en junio a una operación en Cuba para removerle un tumor cancerígeno de la región pélvica. Entre julio y septiembre recibió cuatro rondas de quimioterapia, en Cuba y Venezuela, y ha dicho que los exámenes muestran que ahora está libre de cáncer.

El mandatario ha reiterado su intención de buscar la reelección en los comicios previstos para el 7 de octubre. Chávez ocupa la presidencia venezolana desde febrero de 1999.

Clapper reiteró sus preocupaciones sobre los intentos iraníes de estrechar lazos con gobiernos del hemisferio en relación a su programa nuclear. “Obviamente estamos muy procupados por la conexión con Venezuela”.

“Los iraníes están buscando en cualquier sitio una mano amiga. El viaje del (presidente iraní presidente Mahmud) Ahmadinejad no fue muy exitoso”, señaló Clapper al responder a una pregunta sobre la gira que realizó en enero por varios países latiniamericanos.

Afirmó que si bien América Latina ha logrado un crecimiento económico sostenido y una profundización de sus principios democráticos, “líderes autoritarios y populistas en Venezuela, Ecuador, Bolivia y Nicaragua están debilitando la democracia representativa y consolidando poder en sus ramas ejecutivas”.

Sobre Cuba dijo que sus líderes temen que una reforma económica los presione aún más a una apertura política.