Floridanos emiten hoy su veredicto

Los republicanos, incluyendo 11% de los latinos, decidirán quién es mejor para ellos
Floridanos emiten hoy su veredicto
Las encuestas dan a Mitt Romney de ganador en Florida.
Foto: EFE

MIAMI, Florida.- Aunque aquí se anticipa un triunfo de Mitt Romney en las primarias, no por eso los precandidatos han cejado en su empeño de asustar al electorado sobre lo que puede pasar si votan por el contrario: la campaña se ha vuelto más negativa en las últimas horas antes de la votación.

Partidarios de Romney y el propio precandidato atacan a Newt Gingrich caracterizándolo de poco fiable, de no ser el conservador que dice ser; y hasta con burla debido a declaraciones de éste sobre la posibilidad de lograr una base lunar con personal estadounidense.

Romney se burló de la idea. “¿Una colonia en la luna? Francamente no es el tipo de gran idea que Estados Unidos está buscando”, comentó ayer.

Por su parte, Gingrich ha estado recorriendo el estado describiendo a Romney como un liberal, ya que anteriormente tuvo ideas afines a las de Obama, como apoyar el derecho al aborto e imponer limitaciones al control de armas. También lo acusó de estar en contra de las libertades religiosas plenas.

En las últimas horas, Gingrich ha recurrido a posturas que suenan desesperadas, tales como acusar a Romney de quitarle a los ancianos judíos “la comida kosher” en el Medicare.

La población de personas mayores judías es una de las más importantes en Florida.

Quizá sea por esta negatividad que los votantes no ven con demasiado optimismo al grupo de precandidatos. Una encuesta del Pew Hispanic Center dada a conocer ayer señala que 52% de los votantes registrados republicanos dicen que las opciones son “pobres”. Esta cifra es superior a la encontrada en la misma encuesta hace un mes: 44%.

Sólo 46% dice que el grupo es “bueno”.

En una cafetería del Doral, una zona de gran diversidad latina y predominantemente inmigrante, Saúl Hernández discute con su compadre Alberto Flores sobre los candidatos republicanos. Ambos son cubanos llegados hace pocos años y es la primera vez que se disponen a votar. “Yo la verdad me hice republicano porque toda mi familia, que tiene años aquí lo es. La verdad es que yo no he escuchado nada positivo de estos candidatos. Lo que hacen es echarse tierra”, dice Hernández.

Flores dice que va a votar por Romney. “Yo creo que siendo un empresario lo hará bien, pero quién sabe”, dijo. “Tampoco sé si al final voy a votar por él y en contra de Obama. El otro día escuché que Romney quiere cerrar de nuevo los viajes a Cuba. Eso no me parece bien porque yo tengo familia todavía allá”.

Aparte del mano a mano entre Romney y Gingrich hay por lo menos otras dos campañas paralelas tomando lugar: la lucha por el voto latino de Florida, que es considerado un “swing vote” o voto decisivo aún siendo solamente el 11%, y la pelea de ambos candidatos contra el presidente demócrata.

En el renglón del voto latino, que como lo indicó Matt Barreto de Latino Decisions en un memo publicado ayer, es por lo menos “tres votos diferentes, los cubanos nacidos en el extranjero, los cubano americanos y los otros latinos, principalmente los puertorriqueños”, y los tres tienen ideas políticas muy variadas y diferentes.

Los puertorriqueños y otros votantes son principalmente demócratas y no participan en estas primarias.

Gingrich, quien cortejó a los inmigrantes la pasada semana aquí en Miami, ayer sacó un nuevo comercial televisivo en español en el que jóvenes cubanos sugieren que “este país se está pareciendo al gobierno del que huyeron” nuestros padres. Otra forma de decir lo que otros han insinuado en numerosas ocasiones, que el presidente Obama es un socialista radical.

“Mi familia sabe lo que es perder la patria que ama, no nos volverá a pasar”, dice una de las jóvenes, mientras otra dice que Estados Unidos se parece a Cuba porque hay “medicina socializada e impuestos que paralizan a los negocios”.

Romney, por su parte, incluyó al gobernador de Puerto Rico, Luis Fortuño, en un comercial de televisión para promover su imagen política. Fortuño lo presenta, en inglés y dice que “necesitamos un líder que entienda que para crear trabajos hay que cortar impuestos”.

También los demócratas están atacando a los republicanos, pero solamente a Mitt Romney. El Congresista Xavier Becerra estuvo aquí en Miami con un representante del Comité Nacional Demócrata atacando a Romney por “llenarse los bolsillos a expensas de trabajadores estadounidenses” por medio de sus transacciones como inversionista en empresas con problemas.