Nueva orden de Kelly prende en candela a policías de NY

Cuando no estén trabajando, no pueden vestir ni usar una taza o bolígrafo que tenga el escudo de la institución
Nueva orden de Kelly prende en candela a policías de NY
Cuando no estén trabajando, los policías de NY no pueden vestir ni usar una taza o bolígrafo que tenga el escudo de la institución.
Foto: EFE

Nueva York.- El comisario de la Policía de Nueva York, Raymond Kelly, prohibií a sus agentes vestir las populares camisetas con las siglas y el escudo de la institución, que sólo pueden lucir en sus uniformes, una medida criticada hoy por los sindicatos.

“Decir a los policías qué imágenes u objetos podemos llevar en nuestras vidas privadas es una clara violación de nuestro derecho a la libertad de expresión, y quizás otros derechos constitucionales”, aseguró en un comunicado Patrick Lynch, presidente de la unión sindical Patrolmen’s Benevolent Association.

Lynch se preguntó por qué un agente no puede llevar las mismas camisetas, gorras de béisbol y otros complementos que sí pueden vestir el resto de ciudadanos.

“No tiene ningún sentido. Creemos que la orden es ilegal y defenderemos los derechos de nuestros miembros”, añadió el presidente del sindicato con mayor número de afiliados entre la Policía de Nueva York.

La orden, emitida por Kelly el pasado 19 de enero, prohíbe a los agentes “vestir cualquier ropa o complemento con el logotipo o el escudo” de la institución que no sea su uniforme, y el veto se extiende incluso a las tazas para tomar café.

Además, la normativa también establece que los policías no pueden adornar las paredes, sus mesas de trabajo o cualquier otro lugar situado en el interior de las comisarías sin la autorización previa del departamento.

Cualquier agente que incumpla la orden se enfrenta a un expediente disciplinario.

Los artículos de promoción comercial con el conocido emblema en azul marino y oro de la Policía de Nueva York son muy populares entre los turistas que visitan la Gran Manzana y suponen una lucrativa fuente de ingresos para la institución.