¡Sálvese quien pueda!

Serie del Caribe es una jungla: se enfrentan dos fieras y dos tribus
¡Sálvese quien pueda!
Karim García es el principal artillero de los Yaquis.
Foto: EL IMPARCIAL / Hermosillo

SANTO DOMINGO, República Dominicana.- Si los Leones del Escogido, Tigres de Aragua, Yaquis de Ciudad Obregón e Indios de Mayagüez hacen honor a su nombre, el estadio Quisqueya de Santo Domingo se convertirá en una jungla donde imperará la ley del más fuerte.

Mañana se canta el play ball de la Serie del Caribe en el legendario parque de esta ciudad.

El mánager de los Yaquis, el puertorriqueño Eddie Díaz, aseguró que su equipo apostará a la alegría para retener el título ganado en el año 2011 y darle así a ese país el séptimo campeonato en este torneo.

De los participantes en la Serie del Caribe que se jugará del 2 al 7 de este mes, México es el país con menos títulos, seis, pero ha ganado tres de las últimas diez ediciones.

“Queremos empatar con Venezuela (que tiene siete títulos), para mí sería un orgullo. Voy con un equipo similar al del año pasado y si nos mantenemos alegres, podremos hacer muchas cosas”, comentó ayer Díaz.

México debutará mañana con el campeón dominicano, ante el cual Díaz enviará al lanzador Luis Mendoza para utilizar a Randy Keisler, el viernes contra los Indios de Mayagüez puertorriqueños, y a Rolando Valdés, el sábado frente a los Tigres de Aragua.

Entre las preocupaciones del Escogido está la estadía de su cerrador Fernando Rodney y de su jardinero derecho Andy Dirks, quien fue la chispa de la ofensiva de los Leones en el round robin y la serie final, empujando la carrera del triunfo sobre las Águilas Cibaeñas en el histórico partido del lunes pasado en el Quisqueya.

Fuentes extraoficiales dijeron a ESPNdeportes.com que entre los jugadores en consideración para reforzar al equipo se incluye al bigleaguer Miguel Batista, lanzador perdedor del partido final de la serie dominicana, el abridor zurdo cubano Raúl Valdéz y el torpedero de los Gigantes del Cibao, Erick Almonte.

La clave del piloto de Aragua, Buddy Bailey, en esta serie corta, descansa en su pitcheo.

“Este es un torneo complejo para los bateadores, porque no se puede practicar antes de los juegos. Por eso es que uno debe reforzarse bien en el pitcheo y esperar que la ofensiva haga lo que pueda para ayudar”, dijo Bailey, en una oportunidad, luego de la corona conquistada en la Serie del Caribe de 2009, en Mexicali, México.

Los Indios, por su parte, se reforzaron con 11. Entre ellos se cuenta el jardinero Jorge Padilla Jugador Más Valioso de la serie regular. A Padilla se unirá el relevista estrella de los Leones de Ponce, el derecho Juan Padilla.

La plantilla, además, incluye al toletero Randy Ruiz, el jardinero central Jesús “Motorita” Feliciano y el lanzador derecho Nelson Figueroa (refuerzo), quien será el abridor del partido de apertura ante Venezuela.

“Llevamos un equipo muy bueno, ahora con la adquisición de Nelson Figueroa, que va a estar con nosotros en contra de sus compañeros dominicanos”, precisó el gerente general de los Indios, Ramón Luis “Wito” Conde.