Chile “bombardeará” nubes para combatir grave sequía

El proceso consiste en inyectar desde un avión yoduro de plata a las nubes con mayor cantidad de agua, para que esta se condense y se produzca lluvia
Chile “bombardeará” nubes para combatir grave sequía
A la escasez de agua se une la imposibilidad de regar los cultivos.
Foto: Archivo

Santiago de Chile.- El Gobierno chileno anunció que “bombardeará” las nubes a partir de mayo para combatir la grave sequía que afecta a más de 90 ayuntamientos en al menos cuatro regiones del país, situación por la que el Ejecutivo debió declarar “emergencia agrícola”.

El ministro de Agricultura, Luis Mayol, informó este miércoles que la alternativa que maneja su cartera es el “bombardeo o siembra” de las nubes, de manera de inducir lluvias artificialmente, situación que no ocurrirá antes de mayo, a mediados del otoño austral.

El bombardeo de nubes consiste en inyectar desde un avión yoduro de plata a las nubes con mayor cantidad de agua, para que esta se condense y se produzcan precipitaciones (lluvia).

Mayol explicó que el sistema se utiliza en países como Estados Unidos, Australia, Israel y de forma permanente en China.

“Las experiencias indican que las lluvias aumentarían entre un 15 % y un 30 %, según la calidad de las nubes y la situación cambiaría radicalmente”, precisó el ministro, que en esta jornada se reunió con autoridades regionales para estudiar la delicada situación por la que atraviesa el sector.

“Creo que tenemos que intentarlo dada la gravedad de la situación”, afirmó Mayol, quién explicó que los productos agrícolas que podrían verse más afectados es la uva de vino, aunque aclaró que todavía estas pérdidas no son cuantificables.

El ministro descartó por el momento que el fenómeno climático afecte los precios de los alimentos, dado que las dificultades detectadas se han limitado a las cosechas destinadas a la exportación.

Debido a la sequía que afecta a Chile, la peor en 50 años, el presidente Sebastián Piñera ordenó la formación de un equipo que estudie propuestas y fórmulas que ayuden a paliar los efectos del problema causado por el fenómeno de la “Niña”, episodios que tienen una duración que abarca entre la primavera verano de un año hasta el otoño invierno del año siguiente.