En defensa de los inmigrantes

Cuando se fundó la Hispanic Federation, en 1990, la Coalición del Norte de Manhattan pro Derechos de los Inmigrantes no sólo fue una de las primeras organizaciones comunitarias que se le sumó a ella sino que para entonces ya llevaba casi ocho años sirviendo a los inmigrantes principalmente hispanos del Alto Manhattan.

Casi tres décadas más tarde, la organización, cuyo nombre en inglés es Northern Manhattan Coalition for Immigrants’ Rights (NMCIR, 665 Oeste de la calle 182, en Manhattan, (212)-781-0355) continúa prestando esos valiosos servicios de inmigración y ciudadanía.

“Nuestra misión es educar, defender y organizar a los inmigrantes en Nueva York”, explica Rodolfo Estrada, que desde el año pasado se desempeña como Director Ejecutivo de la Coalición. “Originalmente, trabajábamos más con una población dominicana, pero hoy tenemos inmigrantes de todas partes de Latinoamérica y del mundo”.

Por las características de la población a la que ayuda, los servicios que presta la Coalición son limitados pero específicos. La mayoría de los casos que atiende re- quieren trámites de ciudadanía. La ayuda que ofrece la agencia consiste en llenado de solicitudes, formularios y aplicaciones; clases de educación cívica y de inglés; y otras formas de preparación para el examen y la entrevista de naturalización.

En años recientes, la Coalición ha redoblado sus esfuerzos por organizar a los inmigrantes y a quienes abogan por ellos para movilizar a la comunidad contra las políticas anti-inmigrantes. Uno de los objetivos de la Coalición es el polémico programa Comunidades Seguras que se pone en práctica en diversos lugares del país, incluso en Nueva York.

“Aquí tenemos ese programa en la única cárcel de la Ciudad de Nueva York, la de Rikers Island”, explica Rodolfo Estrada. “Lo que pasa en esa cárcel es que si uno es arrestado, le toman las huellas digitales. Las que luego se mandan a diferentes organismos del gobierno, que buscan el récord policial de la persona. Si es inmigrante y no tiene documentos o no tiene status legal, puede ser deportado por algo tan simple como que lo hayan detenido por un accidente o por un choque, aunque esa persona no tenga culpa de nada. Estamos luchando contra eso”.

Otra amenaza contra los inmigrantes -aunque en lo inmediato sea mucho menos grave que la deportación- son los fraudes contra ellos por parte de personas que se hacen pasar por abogados o consultores especializados en inmigración, y aún como notarios públicos.

“En muchos casos, se trata de personas que no conocen las leyes de inmigración. Muy pocos de ellos las han estudiado”, señala el Director Ejecutivo de la Coalición. “Casi ninguno de ellas tiene título de abogado en este país, y lo que vemos es que las formas que ellos están llenando no son correctas, y que por cualquier trámite quieren cobrar 500 o 1,000 dólares”.

Lo que recomienda el Sr. Estrada -que sí es abogado con licencia para practicar en Nueva York, además de una valiosa experiencia en el sector público- es que quienes necesiten ayuda en materia de inmigración consulten primero a una organización sin fines de lucro, de las que no cobran por ciertos servicios y cobran muy poco por otros. O, si prefieren, que acudan a abogados privados, que den consultas gratis o a costos razonables, para estar seguros de que las solicitudes que presentan son legítimas, porque si no lo son pueden estar metiéndose en problemas graves.

Además de Coalición del Norte de Manhattan pro Derechos de los Inmigrantes, otras organizaciones de la Hispanic Federation prestan servicios de inmigración. Entre ellas el Centro para el Desarrollo de la Mujer Dominicana (212-994-6060), Ciudadanos Conscientes de Queens (718-478-1600), South Bronx Action Group (718-993-5869) y Make the Road New York (718)-418 7690).

Los interesados en saber más sobre otras actividades de inmigración, ciudadanía e inscripción de votantes de la Hispanic Federation, pueden llamarnos a nuestra línea gratuita, al 866-HF-AYUDA, o (866) 432-9832. También pueden comunicarse con ese número para interiorizarse sobre los seguros de salud para los niños y las familias Child Health Plus, Family Health Plus y Medicaid. Además, siempre pueden consultar nuestro sitio Web, http://www.hispanicfederation.org.

Aprovecho para darles el número de la Línea de Información sobre el SIDA, que es el 1-800-233-7432.

¡En el vigésimo segundo aniversario de la Hispanic Federation, me despido hasta la semana próxima!