Las figuras anónimas abundan en el Súper Bowl

Jugadores desconocidos logran saltar a la fama por tener un desempeño sobresaliente en el partido por el título de la NFL.
Las figuras anónimas abundan en el Súper Bowl
David Tyree (i) y Plaxico Burress celebran la recepción de Tyree en el Super Bowl de 2008.
Foto: Archivo / AP

INDIANAPOLIS (AP).- Por cada figura de la talla de Tom Brady o Drew Brees que llega al Súper Bowl, hay legiones de jugadores como David Tyree o Larry Brown, jugadores desconocidos que logran saltar a la fama por tener un desempeño sobresaliente en el partido por el título de la NFL.

“Fíjate en alguien como Sterling Moore”, dijo el linebacker de los Patriots Rob Ninkovich, un buen candidato a pasar del anonimato a la fama. “Si Sterling no hace esa jugada contra Baltimore, nosotros obviamente no estaríamos aquí. Es la jugada que nos mandó al Súper Bowl”.

Moore, un agente libre novato que fue separado de los Raiders y convocado para las sesiones de entrenamiento de Nueva Inglaterra en octubre, pudo haberse dado a conocer por fallar la tacleada contra Torrey Smith luego de que este recibió un pase en la yarda 29 y corrió hasta anotar en el partido de campeonato de la Conferencia Americana.

Pero después sacó el balón de las manos del receptor de los Ravens Lee Evans en la zona de anotación, una jugada que hubiera representado un touchdown ganador.

“Todos me están tuiteando y mandándome mensajes de que voy a pasar a la historia por esa jugada”, dijo Moore. “Creo que no entiendo. Pero tenemos otro gran partido el domingo, así que si salgo y meto la pata, no habrá significado nada”.

Nada hace que los fans de los Giants celebren con más ánimo que ver la repetición de la recepción de Tyree en el Súper Bowl del 2008. Tyree atrapó el balón —pegado al casco— en un pase desesperado de Eli Manning en la ofensiva definitiva del encuentro por el título de la liga de hace cuatro años, un revés que echó por tierra la temporada invicta de los Patriots. Aun cuando Tyree había anotado antes en la victoria por 17-14, difícilmente era un candidato a quedar grabado en la memoria del equipo.

Su función principal estaba en los equipos especiales y usualmente era la quinta opción en las jugadas de pase. Eso en caso de que entrara en el terreno de juego como receptor.

“David Tyree mostró que cualquiera puede hacer esa función, sólo necesitas la oportunidad para hacerlo”, dijo Devin Thomas, quien, básicamente, es el Tyree de esta temporada, con los mismos papeles en equipos especiales y a la ofensiva. “Para mí, los equipos especiales podrían ser la manera de hacer que eso ocurra devolviendo quizá un balón suelto”.

Thomas recuperó la pifia y el balón suelto en devoluciones de patada de Kyle Williams, de San Francisco, en el juego de campeonato de la Conferencia Nacional. Antes de eso, era una mala inversión para los Redskins luego de haber sido reclutado en segunda ronda en el 2008, y estuvo casi en el olvido en Meadowlands por gran parte de esta temporada.

“Cada jugada es mi oportunidad de ser un héroe”, dijo Thomas el miércoles. “Creo que siempre llevo ese enfoque al terreno de juego, pero también es algo que tengo la oportunidad de compartir con mis compañeros: cualquiera de ellos puede ser un héroe también”.